miércoles, 25 de julio de 2012

Vanidoso

 

Pensaba escribirle una carta a Gallardón, pero he pensado que lo más seguro sería que terminara colgada en el retrete puesto que a esta gente de derechas no se le puede hablar de sensibilidad. La Derecha y la Iglesia tienen un idilio eterno para una misión única: tener dominada a la clase más humilde, que es de la que viven; porque las prohibiciones sólo son para nosotros; ellos, cargados de cinismo (me refiero al Poder y la Iglesia) no entienden de encorsetamientos ni de privaciones; y si una joven tiene que abortar (sea una monja o una seglar) aborta y aquí, paz y después, gloria. Y a mí me da vergüenza (cada uno haga y piense como quiera) llevar el título de católico teniendo en cuenta lo que de esclavizador conlleva y porque quien con más orgullo (para ellos) lo lleva es una reina fanática (Isabel) que fue como una Hítler del siglo XV y que si no le puso más veces los cuernos al tonto del marido fue porque era una guarra apestosa que tiraba para atrás y había que tener muy pocos escrúpulos para tener un poco de intimidad con ella.

Gallardón se ha propuesto acabar con nuestras libertades usando los recovecos más absurdos y carente de un ápice de humanidad; pero como lo esperaba porque es uña y carne de otro fanático, Rouco Varela, pues no me voy a molestar en escribirle porque, encima, se va a poner gordo de pensar que nos estamos preocupando de él; que esa es otra de sus cualidades: la vanidad. Paso de él.

lunes, 23 de julio de 2012

Retroceso

 

Tarde o temprano, todos mostramos nuestra auténtica cara, por mucho que nos empeñemos en engañar a los demás con caretas interesadas.

Esta vez le ha tocado al ministro Gallardón; que se empeñó durante toda su vida política en hacernos creer (a quienes se lo creían, vamos) que era el diablo progresista dentro de su partido. Yo siempre dije que si quería dar a entender que era de izquierdas, lo mejor era que militara en un partido de izquierdas; pero que si seguía ahí, era porque su ideología era esa.
Pues como decía, ya le salió su vena derechosa y ha dicho que la malformación del feto no será motivo para el aborto. Otro pasito para atrás. Otro derecho que se volatiza por obra y gracia de los que no se conforman con darle a la iglesia lo que le quitan a los obreros y los parados; sino que, además, siguen sus directrices a la hora de gobernar. De nuevo estamos en manos de los curas; ¿Qué seguirá ahora? ¿De nuevo obligarán a confesar y comulgar los primeros viernes de mes? ¿Quitarán el divorcio y los matrimonios civiles? A mí no me extrañaría nada; y tal como está la sociedad de dividida y cada vez más grande y desproporcionada la invasión de manifestaciones religiosas aunque estén disfrazadas de folclorismo, poca gente va a protestar; así que a fastidiarse toca. Y yo, que quiero empezar a envejecer serenamente, no lo consigo por los cabreos que cojo.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain