sábado, 10 de diciembre de 2011

Capítulo 4 de "Mis recuerdos" de Celso Rosado

Poco respeto

 


Los españoles que nacieron en 1961 (que ahora tienen 50 años y que es una franja bastante amplia de la población), no pudieron votar la Constitución de la que hemos celebrado su cumpleaños. A esos hay que sumar los que van desde ahí (50 años), hasta los que están naciendo ahora mismo (que viene a ser como media España) y también hay que agregar los que se abstuvieron en ese referendo, los que votaron en blanco, nulo y los que votaron no.
Visto todo eso ¿Se puede uno referir a esa carta magna como la constitución que “todos nos hemos dado”? Si desde Alemania nos han dicho que cambiemos unos artículos y lo hemos hecho; si por cualquier cosa se salta a la torera y si encima esa constitución sanciona un modelo de jefatura de estado (la monarquía) que está haciendo aguas por todas partes ¿Se puede tomar la Constitución como algo sagrado? ¿Como algo que se merezca un respeto ciego? En qué poco tiempo la hemos convertido en un libro más.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Tiempos de recortes

 

Señores recortadores; no hace falta que nos digan que la situación obliga a recortar. Ya sabemos que el estado del bienestar creció, pero no tanto como nos creímos. No tanto como para empezar, como empezamos, a amarrar nuestros perros con longanizas; de modo que ya sabemos que hay que recortar. Lo malo es que también sabemos de dónde se va a recortar; y que hay muchas cosas que todos sabemos dañinas, que van a seguir como estaban.

Todos sabemos que se va a hacer lo que se estaba haciendo; es decir, lo que cuesta menos trabajo hacer; que es curioso: cuando alguien dice que hay que tomar medidas valientes, se refiere a tomar las más cobardes; las de siempre: quitarles dinero a los funcionarios, congelar pensiones, subir las cotizaciones, abaratar los despidos…Todo lo que se hace siempre y que está más que demostrado que no sirve para nada. Las medidas valientes, como perseguir el fraude fiscal, controlar los beneficios de los bancos, descubrir empresarios fantasmas que explotan a sus anchas, perseguir el dinero negro, ir a saco contra los paraísos fiscales…y mil formas más de robarnos legalmente, esas nunca se toman.

Así que les voy a hacer unas recomendaciones con respecto a mi persona: Tienen mi permiso para recortarme algo de la sanidad, pero no me recorten mi siesta. Pueden recortarme mis pensiones, pero no mis ganas de cantar. Pueden recortarme algo de mi tiempo de vivir mi vejez, pero no me recorten mis puestas de sol. Pueden recortarme mi tiempo de ocio porque me aumenten mi jornada laboral, pero, por favor, no intenten recortarme mi alegría porque, entonces, me voy a tener que poner serio.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain