viernes, 18 de junio de 2010

Poema

No quiero amigos tristes sólo porque la Prensa, constructora de desalientos, nos pregone que hay una grave crisis.

Por eso os quiero regalar este poema de Mario Benedetti.

  • Defensa de la Alegría

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y la definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos
defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica los paros cardíacos
y de las endemias y las academias
defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres
defender la alegría como un certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa
defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
        y también de la alegría.

ninos-felices1

¿Quiénes son los enemigos?

En los tiempos que estamos transitando, en que cualquier noticia sobre economía nos trastoca nuestras convicciones y hacemos culpables de lo que pasa a gente que, a lo sumo, sólo peca de torpe y no tiene la menor intención de hacer daño, es bueno pensar en positivo, aferrarnos a nuestro ideario y seguir convencidos de que las mejores salvaciones son las colectivas. Además de que es conveniente conocer quién es el enemigo de verdad para poder ir contra él.

Os aconsejo que leáis esto.

http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/727366/no/nos/resignamos.html

miércoles, 16 de junio de 2010

El tráfico en Cádiz

Se diga lo que se diga, Cádiz no es ciudad que pueda soportar un tranvía circunvalándola. Creo que lo que esta ciudad necesita es un buen uso del transporte público existente; lo que pasa es que es un problema de concienciación y de campañas disuasorias.

Si en la Avenida metiéramos ahora dos autobuses más en hora punta, el colapso sería insostenible y el tiempo de espera en las paradas, se duplicaría; pero cada autobús que se metiera podría  quitar treinta o cuarenta coches, porque la mayoría de los coches que la circulan portan a una sola persona. ¿Cuál es la solución? Campañas para que los ciudadanos usen el autobús y, al mismo tiempo, ir aumentando la flota paulatinamente. Se tardaría un poco, pero se llega a conseguir. Desde luego, como no se consigue es construyendo aparcamientos subterráneos y promocionando el uso del coche.

Los políticos, por aquello de ser populistas, prometen y prometen y después se ven obligados a faltar a sus promesas o a hacer chapuzas insoportables y ridículas. Un ejemplo lo tenemos con el carril- bici; todavía no he escuchado a ninguno de sus defensores explicar cómo lo haría sin molestar a los ciudadanos que tienen derecho a tener coche y que buscan cada día, desesperadamente, dónde dejarlo; sin embargo, el Ayuntamiento, en su afán por cumplir una promesa que nunca tuvo que haber hecho, está haciendo lo que está haciendo.

Una cosa está clara: todas las ciudades no tienen la misma estructura , luego todas no sirven para tener de todo.

trafico

lunes, 14 de junio de 2010

Qué pechá de Carnaval

Quiero seguir con mi propuesta anterior de ir incluyendo aquí retazos de aquel  libro que escribí hace unos años.

…Cuando llega el día, anuncian a la primera agrupación y suben el telón, lo que aparece en el escenario es un pelotón de ilusiones; un batallón de anhelos disfrazados dispuesto a volcar sobre las tablas un frasco de jugo del alma a compás de caja y bombo. Esa función primera es tan importante como la Final. Por eso lo primero que debería hacer la Organización es inaugurarlo como es debido. Debe haber una salutación de las autoridades y un pregoncillo como mínimo. No es de recibo que un espectáculo que ha cumplido cincuenta años se abra sin más, con las agrupaciones que toquen por sorteo aunque ese día toquen las peores y el teatro esté vacío (…)
(…) Llevo mucho tiempo exponiendo que sería bueno que el Concurso se abriera con una función de lujo; una función en la que, aparte de los concursantes, o en su lugar, hubiera algo más. Que se le dé categoría de gala inaugural con un espectáculo original y digno que le dé prestancia y categoría a lo más importante que tenemos en Cádiz; y no que comienza casi de tapadillo, como si al Consistorio le diera vergüenza de que en Cádiz haya algo así (…)
(…)  A los que sentimos Cádiz nos gustaría que se derrochara elegancia, que es más barata que la grandiosidad. Por eso no nos conformamos con la respuesta de siempre de que no hay dinero. Que aquí, por cuidar el populismo, se ha derrochado mucho dinero en pregones que no se han oído pasando Cortadura.
Si el Concurso no existiera el Carnaval no se conocería más allá de la Isla; Y si nos atrevemos a presentar la Fiesta en Madrid, es porque hay coros y chirigotas premiados en el Falla que nos sirven de muestra representativa. Así que no sé por qué a la apertura no se le da rango de fiesta como se le da al pregón o a la elección de la diosa.
Hay muchas cosas que se pueden hacer para llenar de contenido esa función; y lo más importante: sin gastar mucho.
Los figuras

Coplas que envidio

Voy a abrir un espacio en este nuestro blog y voy a ir insertando las coplas de Carnaval que durante mi vida me han ido embelesando y ocupando un sitio en mi memoria.
Por supuesto, me refiero a la letra y la música como composición única y de una pieza.
Voy a empezar con Enrique Villegas y su comparsa “Hombres del campo” por cómo defiende el medio ambiente y la Naturaleza al par que trata con mimo la vida del labriego resaltando su importancia en la Sociedad .


Pasodoble
Semos hombres der campo
hombres que conocen el nacé der día;
entendemos los vientos, el sol y las nubes y la astrología.
No sabemos de letras
ni estamos dotao de sabiduría:
semos naturaleza
y amamos la tierra que nos da la vía.
Muchas horas ar sol cuidando nuestro terreno
regando nuestro sudó lo que al luego despué
brotará florecío;
y que de esa misma fló
sarga er fruto que yo
pa er mundo he coseguío.
Esa es mi felicidá
ese es mi orgullo, señores:
que sin sabé na de na
cumplo mi debé de hombre.
1979- Hombres del campo

domingo, 13 de junio de 2010

Los niños y la Iglesia

 Seises

Teniendo en cuenta cómo está el patio con la pederastia de sacristía, es admirable que haya padres que se sigan guiando por sus creencias y no por las noticias.

Quilla

Si el bar Quilla está bien o mal situado, es cuestión de gustos. Lo malo es que si había un PGOU (Plan General de Ordenamiento Urbano) que impedía su construcción, no se debería de haber construido nunca a no ser que se pudiera cambiar la ley.

Lo que no vale nada es el compadreo: “Tú hazlo; ya lo arreglaremos nosotros”.

Yo comprendo que nos llevamos 40 años viviendo con esa forma de hacer política y que cuesta mucho quitársela de encima sobre todo si esa es la educación que hemos recibido en casa; pero hay que hacer un esfuerzo.

Porque ahora viene lo triste: ¿Y si la Justicia determinara (ojalá que no) que el bar hay que tirarlo por ilegal? ¿Y que hay que indemnizar a la propiedad o arrendatario? ¿Y que hay que pagar las costas del juicio? ¿Lo pagará quien ha metido la pata? ¿Verdad que no? Pues resulta que todas las deudas que tengo yo, las van a heredar mis hijos sin tener culpa de nada. ¿Es que yo debo cumplir la ley y un político no?

Sigo diciendo que no sé qué dirá la Justicia, ojalá todo esté en regla y que todo sea una falsa alarma; pero no podía tener un buen final un bar con forma de proa y que se llame quilla;  la cultura marinera la ha tirado por tierra.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain