viernes, 1 de abril de 2011

Vivir cada noche.

 
El río inagotable
de manos que me mueve
me empuja hacia tu cuerpo
sediento de mi peso.
Y un pagaré de labios
revolotea mi cara
y recuerda que empiezo
a vivir cada noche.
Es en ese momento
sublime y necesario
cuando la pena olvida
su habitual morada.
Y es ahí donde empiezan
mis veintitantos años
a exhalar primaveras
de amor y perdurables.

P. R.

martes, 29 de marzo de 2011

Esta noche es nuestra (1978)

 

Se guarda el mar, avaro, nuestra moneda de oro;

es el último acto de vida de la tarde.

Ya la ciudad ha abierto sus eléctricos ojos

y el neón nos ofrece mercancía de colores.

Tú y yo ya hemos cumplido nuestra misión diaria

de seres integrados al cósmico viaje;

vamos a naufragar de nuevo en nuestra noche

que un diluvio de ansias así nos lo avecina.

Sin más luz que la plata que la ventana filtra

he de bajar, sumiso, al fondo de tu alma;

para que allí me envuelvan tu palabra, tu aliento

y que pueda olvidarme del mundo y sus motores.

Esa nocturna entrega hace posible que ame

nuestra existencia torpe, nuestra rutina diaria;

y el sublime cansancio que tanto deseamos

nos libera del peso y nos convierte en aves.

Duro fue el día amor y hemos manchado el cuerpo

de cansancios obreros y falimiliares penas;

pero esta noche es nuestra: tú y yo la hemos logrado;

confiemos en que tarde la mañana en nacer.

P. R.

Albóndigas de pescado con salsa de gambas

 

Ingredientes

Para las albóndigas

  • ½ Kg. de pescado sin espinas
  • 1 latita de atún en aceite, escurrida
  • 1 huevo
  • un diente de ajos muy picado
  • dos cucharadas de harina fina
  • harina de freír
  • perejil, sal y pimienta.

Para la salsa

  • ¼ Kg. de gambas
  • 1 diente de ajos picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 chorrito de vino, sal y pimienta, eneldo y agua

Albondigas de pescado

Modo de hacerlo

Albóndigas

En un recipiente adecuado se pone agua con sal al fuego y cuando rompa a hervir se hecha el pescado; cuando de nuevo rompa el hervor se saca y se espera que se enfríe. Mientras, en un bol se pone el huevo, el atún, el ajo, el perejil picado, sal y pimienta y la harina. Cuando el pescado esté frío, se le quitan los restos de espinas que le queden (si costara trabajo se metería en el agua hirviendo otro ratito), se desmenuza sobre un paño limpio, se estruja bien para que suelte toda el agua posible y se echa en el bol.

Se mueve bien todo el conjunto y a continuación se lían las albóndigas, se fríen rebozadas en harina y se van echando en una cacerola.

La salsa

Se separan las cabezas de las gambas y se ponen, junto con el aceite y el ajo en una sartén. Con un tenedor de madera se van estrujando mientras se sofríen para que vayan soltando el jugo; cuando ya estén bien estrujadas se vuelcan en el vaso de la batidora; en la sartén se echa el vino, se mueve bien para que la sartén quede limpia, se vuelca en el vaso de la batidora y se tritura todo.

Esa pasta triturada se echa, pasada por el chino o un colador fino, sobre las albóndigas; se cubren con el agua se pone el eneldo y se cuece todo hasta que reduzca. Cuando falte muy poco se añaden las gambas peladas.

lunes, 28 de marzo de 2011

Ahorro

El Ayuntamiento, para pagar sus deudas, va a reducir las horas extras de los guardias (menos presencia policial en días conflictivos) y las luces de las calles por la noche. Pero la propaganda, pagada por nosotros, continúa bombardeando en Prensa, Radio y Televisión. Y ahora una página nueva en Internet; y van..."Cádiz trimilenaria, que te la están metiendo doblada"
Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain