jueves, 6 de diciembre de 2012

Los esfuerzos

 

Cuando un hombre o mujer decide tener hijos, ya asume (hablo de gente normal) todos los esfuerzos que debe hacer para sacar al niño adelante; para llevar a cabo su misión. Y ningún padre o madre con consciencia de lo que es, se pasa la vida recordando a sus hijos esos esfuerzos que tuvo que hacer.

Sin embargo, los políticos no se enteran de que ellos se han presentado a políticos para trabajar por mejorar las cosas. Nadie los llama; se presentan voluntariamente porque se creen válidos; pero a la primera de cambio, en cuanto mandan arreglar un jardín o a encalar una tapia, ya empiezan a recordarnos “el gran esfuerzo” que han tenido que hacer para llevar a cabo esas impresionantes misiones. La frase “Hemos hecho un gran esfuerzo” la escuchamos un día sí y otro también. Y ya hay que decirles a esos esforzados políticos que no hagan más esfuerzos; que se vayan a descansar o a su anterior trabajo, que por lo visto es más cómodo.

Hay esfuerzos para todos los gustos; si se trata de construir una autovía, el esfuerzo consiste en ver si hay dinero en los cajones del ministerio (como cualquiera en su casa); si no lo hay, se le pide al banco y si el banco se niega, la autovía se queda sin hacer. El verdadero esfuerzo consistiría en poner el dinero de su bolsillo y que él pasara hambre por su país; pero como ese caso no se ha dado ni se dará ¿Me quiere explicar esa mierda de político dónde puñetas está el esfuerzo? Cuando sepa contestar a esa pregunta tan sencilla, puede hacerlo por aquí; por el Fesbú; para que nos enteremos todos.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain