viernes, 4 de febrero de 2011

Paseo de las Estrellas

 

Lo que va a poner el Ayuntamiento alrededor del Falla, eso que creo que se llamará el paseo de las estrellas, me parece, de entrada, una horterada: no entiendo que deba dársele al Carnaval más importancia de la que tiene, que ya es mucha. Pero si eso ya no tiene remedio, hay que hacer unas puntualizaciones.

En principio, no entiendo por qué tienen que ser catorce; ¿Es que después de catorce ya no va a haber más gente que haga buenas coplas? Si es así, yo lo dejaría sólo en tres; y si no, si se queda abierto, me temo que ocurra como con el Antifaz de Oro: como un premio a la antigüedad; y a partir de ahí, una porquería: cada año cuatro Antifaces y cuatro Estrellas. Y dentro de diez o doce año, hasta los camareros del ambigú tendrán Antifaz, Estrella, Baluarte, será pregonero o Momo; porque tantos carnavaleros no hay para tantos premios; y como aquí no queremos que se galardone a nadie que no pertenezca a este mundo, pues eso.

Pero bueno: vamos a centrarnos en que sólo deben ser catorce. Entonces habrá que circunscribirlo sólo a autores; porque estamos hablando de coplas, me parece. Si no es así, no se haría en el Falla. Y si son coplas, se valorará a quienes las hacen; es decir: letristas y músicos.

He visto en el Diario las primeras votaciones de la encuesta (Gracias Jesús por acordarte de mi hermano y de mí; pero mi premio es que la gente cante mis coplas; y si no las cantara es porque he sido un mal autor) y he visto los votados; y me ha dado la impresión de que catorce son muchísimos; porque a partir del cuarto, los entrevistados ya empiezan a rellenar. Una pena.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Andaluces

 

                               (Tal como lo recibo, lo difundo)

Estoy harto. Tan harto que ya no sé si decirlo, escribirlo, gritarlo, o ponerlo con hache intercalada.
Harto de que a los andaluces se nos etiquete de vagos, sin criterio, apesebrados, subsidiados o incultos.
Harto de que se nos asocie únicamente con el flamenco, la juerga, los toros y el vino.
Harto de Loperas y musho-beti, de cuentachistes, de famosillos de tercera división, de Malayas y Faletes.
Harto de ver en las series de televisión los papeles de criada analfabeta o tontito con acento andaluz (¿y ningún presentador de informativo con nuestro acento?).
Harto de ver programas de zapping con el patético programa de Juan y Medio mofándose de nuestros ancianos en busca de pareja, dando la imagen de personajes grotescos.
Harto de nuestra imagen de sociedad subsidiada, cateta y sin criterio. Cansado de que se menosprecie nuestro acento.
Harto de ver andaluces que únicamente triunfan en el programa de Patricia, Gran Hermano y similares.
Harto de Jesulín, de Pozi, de Pantojas y Jurados. Harto del risitas y el peíto, de Romerías del Rocío y Feria de Abril.
Harto de la duquesa de Alba (a la que hicieron hija predilecta de esta tierra, tócate los pirindolos) de su hija, de sus hijos, de su yerno y sus trajes de flamenca.
Harto de toreros que se lían con fulanas, del botijo y la pandereta.
Harto, cansado, hastiado, aburrido me tienen.
Ojalá alguna vez los medios se acuerden de los millones de andaluces que se levantan cada mañana para levantar esto, o de nuestros padres y abuelos que emigraron hace décadas a Suiza, Cataluña y País Vasco para trabajar donde nadie quería.
Ojalá quien habla de nuestra incultura se acuerde de Séneca, Maimónides, Averroes, Góngora, Bécquer, Alexandre, Lorca, Juan Ramón Jiménez, Machado, Falla, Zambrano, Picasso, Velázquez, Murillo, Alberti, Carlos Cano, Gala, Luis Rojas Marcos, García Montero, Sabina…
Ojalá se acuerden de que hablamos con acento andaluz abogados, marineros, médicos, albañiles, arquitectos, camareros, taxistas, prostitutas, jueces, enfermeras, empresarios, policías, obreros, agricultores, se acuerden de millones de personas que se parten los cuernos cada día desde Palos hasta el Cabo de Gata, millones de andaluces que siguen haciendo Andalucía más allá de Despeñaperros…
Ojalá este post lo leyera mucha, mucha gente. Ojalá diera la vuelta al mundo, aunque me temo que se quedará perdido en el inmenso océano de internet.
También podría suceder que este post se expandiera por la red, que los andaluces lo enlazaran a través de facebook, tuenti o twitter, que se difundiera por email y llegara todos los rincones del mundo, eso ya lo dejo en tus manos.

José Luis Cruz Soto
Dpto. de Informática y Análisis Numérico.
Campus de Rabanales.
Ed. C2, planta 3, ala este. Universidad de Córdoba.
14071 Córdoba.

Ataques a la Libertad

Esta carta la he enviado al Diario de Cádiz esperando, en nombre de esa libertad de expresión, que me la publiquen.


Señor director: qué jaleo con la agresión a Fernando Santiago. Hasta yo me he visto involucrado por meterme a abogado del Diablo; pero después me he reído. Primero por escuchar decir que esa agresión es un ataque a la Libertad de Expresión. No he escuchado cosa más ridícula. Creo que es que nos aburrimos mucho. ¿Si dos que discuten por el Madrid y el Barcelona terminan a piñas, también diremos que es un ataque a la Libertad de Expresión? Ese hombre es que estaba harto de los comentarios irónicos de Fernando y lo más seguro es que los hubiera interpretado mal. O cualquiera sabe lo que ha pasado por su cabeza; pero convertir eso en un problema internacional, me parece exagerado.

En principio, usted y yo tenemos que estar de acuerdo en que la libertad de expresión es un título o una frase; pero existir, no existe. En la Prensa, como en la vida, manda el capital; y los capitalistas (las grandes empresas) son los que dictan qué se debe y no se debe publicar. A mí (cuando era articulista) me llamó la atención el Diario por meterme con Telefónica; y me hizo entender por medio de un directivo, que mientras Telefónica metiera dinero en el Diario en publicidad, había que respetarla; es así de simple y de triste para la gente.

Fernando Santiago ha trabajado mucho por poner un candado en la Plaza de España, pero sólo ha sido un acto de cara a la galería: para que los ciudadanos nos lo creamos; porque él también sabe que esa es una batalla perdida; y que por mucho que presumamos, quien tiene el poder tiene todas las libertades; y nosotros, los ciudadanos, mientras tengamos que comer, sólo disfrutamos del derecho al pataleo. Es más, cuando me echaron del Diario, le mandé una carta y el artículo que me censuraron y ni se dignó contestarme: sabía que no había nada que hacer.

Por eso me gustaría que se tomaran las cosas en su justa medida y no las sacáramos de quicio; y los periodistas que no se crean que vayan a conseguir algo por concentrarse a favor de una persona que ni siquiera considera que los fotógrafos deban pertenecer a la APC. Hacer teatro no conduce a nada.

¡Ah! También me gustaría que cada vez que una bestia “humana” matara a una mujer, se concentraran los periodistas a la puerta de la redacción aunque fueran cinco minutos; que esos sí que son ataques a la libertad.

Respuesta

Esto es lo que me ha contestado el director del Diario. Por supuesto, le he dicho que no hace falta que la publique. Lejos de mí está el querer complicar a una persona en mis cuitas.

Querido Paco. Me gustaría publicar tu carta pero sin hacer mención al episodio que viviste con el Diario porque es un asunto sobre el que creo no merece la pena echar más leña al fuego.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain