viernes, 13 de abril de 2012

Las autonomías

Ahora, cuando tenemos que pagar deudas y tenemos que buscar de dónde sacar dinero, vamos cayendo en la cuenta de que nos hemos provisto de todo sin haber pensado antes si lo necesitábamos. Ahora nos damos cuenta de que no hacían falta setenta universidades o vemos que es un derroche tener más aeropuertos que países de Europa más grandes que el nuestro y más desarrollados.

Pero que nadie busque culpables fuera de nosotros. Los políticos no tienen otra intención ni otra meta que ganar elecciones; y para ello, se dedican a hacer concesiones a la galería. Y como a todos nosotros, como decía mi madre, parece que la boca nos la ha hecho un fraile y no paramos de pedir, pues ya está todo el cocido hecho: “Aquí vendría bien un puente” “¿Y si el AVE llegara hasta aquí?” “Por qué no construimos un estadio olímpico”. Y al venga y venga pedir, venga y venga construir, que si no, no me votan.

Y ahora resulta que sobra de todo: no hay aviones para los aeropuertos ni viajeros para el AVE. Y ahora salen las verdaderas ideologías a relucir y se empieza a hacer demagogia: ¡Las autonomías han despilfarrado el dinero! ¡Muerte a las autonomías! Si las quitamos, ahorraremos cuarenta mil millones. Y nosotros ya no nos acordamos de cuando pedíamos y vemos que sí, que es verdad; que las autonomías han gastado alegremente y nos dejamos convencer por la extrema derecha. Y yo pregunto: ¿hay que talar los árboles para evitar los incendios? Hay que quitar a las personas que hacen que las cosas funcionen mal. Hay que vigilar a los políticos para que no se corrompan y hay que exigirles que sean sinceros y que cuando no se puede hacer una construcción, que no se haga aunque cueste los votos.

Si no prohibimos el fútbol por muchos presidentes ladrones y mafiosos que hubiera, si no cerramos un ayuntamiento por mal que funcione, si no acabamos con la Justicia por mucho que manguen los jueces ¿Por qué vamos a eliminar las autonomías si han traído desarrollo a todas las comunidades? Hay que acabar con la mala gente, no con las instituciones que nos han dado prestigio incluso funcionando con defectos. Seamos responsables todos y vigilemos y denunciemos.

jueves, 12 de abril de 2012

Alargar la vida

 

El estado del bienestar ha engendrado un problema; y es que cada vez duramos más; y, por consiguiente, hay menos gente en edad de trabajar, dando de comer a jubilados que no se mueren nunca.

Eso nos lo venden los profesionales de la Medicina como un logro; y por supuesto lo es; porque no es lo mismo tener una esperanza de vida de sesenta años que de setenta.

Pero yo muchas veces me digo que qué diferencia hay entre morir con 85 que con 95, si esos diez años voy a servir para lo mismo: estorbar. El verdadero logro, el gran triunfo de la Ciencia es que nos alargaran, no la última parte de la vida que no sirve para nada, sino la de en medio: que uno llegara a los 60, con la misma agilidad que con 30. No llegar a los 90 con las mismas arrugas que tienes con 80. Si yo con cuarenta años tengo que ponerme gafas, las piernas empiezan a pesarme y la dentadura ya amenaza con negarse a comer kikos, entonces, el alargar la vida, por muy orgullosos que se sientan los médicos, más que un logro es una venganza; porque hasta los 95 años da tiempo a romper muchas gafas y muchas dentaduras; y el Seguro no las pasa.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain