sábado, 10 de diciembre de 2011

Capítulo 4 de "Mis recuerdos" de Celso Rosado

Poco respeto

 


Los españoles que nacieron en 1961 (que ahora tienen 50 años y que es una franja bastante amplia de la población), no pudieron votar la Constitución de la que hemos celebrado su cumpleaños. A esos hay que sumar los que van desde ahí (50 años), hasta los que están naciendo ahora mismo (que viene a ser como media España) y también hay que agregar los que se abstuvieron en ese referendo, los que votaron en blanco, nulo y los que votaron no.
Visto todo eso ¿Se puede uno referir a esa carta magna como la constitución que “todos nos hemos dado”? Si desde Alemania nos han dicho que cambiemos unos artículos y lo hemos hecho; si por cualquier cosa se salta a la torera y si encima esa constitución sanciona un modelo de jefatura de estado (la monarquía) que está haciendo aguas por todas partes ¿Se puede tomar la Constitución como algo sagrado? ¿Como algo que se merezca un respeto ciego? En qué poco tiempo la hemos convertido en un libro más.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Tiempos de recortes

 

Señores recortadores; no hace falta que nos digan que la situación obliga a recortar. Ya sabemos que el estado del bienestar creció, pero no tanto como nos creímos. No tanto como para empezar, como empezamos, a amarrar nuestros perros con longanizas; de modo que ya sabemos que hay que recortar. Lo malo es que también sabemos de dónde se va a recortar; y que hay muchas cosas que todos sabemos dañinas, que van a seguir como estaban.

Todos sabemos que se va a hacer lo que se estaba haciendo; es decir, lo que cuesta menos trabajo hacer; que es curioso: cuando alguien dice que hay que tomar medidas valientes, se refiere a tomar las más cobardes; las de siempre: quitarles dinero a los funcionarios, congelar pensiones, subir las cotizaciones, abaratar los despidos…Todo lo que se hace siempre y que está más que demostrado que no sirve para nada. Las medidas valientes, como perseguir el fraude fiscal, controlar los beneficios de los bancos, descubrir empresarios fantasmas que explotan a sus anchas, perseguir el dinero negro, ir a saco contra los paraísos fiscales…y mil formas más de robarnos legalmente, esas nunca se toman.

Así que les voy a hacer unas recomendaciones con respecto a mi persona: Tienen mi permiso para recortarme algo de la sanidad, pero no me recorten mi siesta. Pueden recortarme mis pensiones, pero no mis ganas de cantar. Pueden recortarme algo de mi tiempo de vivir mi vejez, pero no me recorten mis puestas de sol. Pueden recortarme mi tiempo de ocio porque me aumenten mi jornada laboral, pero, por favor, no intenten recortarme mi alegría porque, entonces, me voy a tener que poner serio.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Bonita misión

 

Ahora la Prensa tiene una labor por delante muy bonita: tratar de levantar el ánimo a los ciudadanos.
Sin perder su vocación de servicio a la información ni su veracidad, la Prensa puede hacer que la situación parezca menos mala. De la misma manera que ella pide a los políticos que arrimen el hombro, debe arrimar el suyo para tratar de contagiarnos optimismo; que está la cosa cortita. Si una obra se sabe que, de momento, no se va a terminar porque sabemos que el dinero que hay es para lo imprescindible, no debe la noticia darse como si nos alegráramos de los fallos de los políticos. Si tenemos claro que la carretera Conil-Kandanchú se va a quedar parada por falta de presupuesto, siempre que no sea porque unos malnacidos se lo han quedado, hay que dar la noticia con el arte suficiente para que esa carretera no se eche de menos. Ahora, si vamos a llenar dos páginas con fotos de la obra abandonada y los jaramagos creciendo por los alrededores, lo que trasmitimos es agobio y desánimo.
No se trata de engañar ni de enmascarar la situación; pero si yo me quedara parado, no me gustaría que mis hijos me recordaran a diario las promesas que incumplo por falta de dinero; y que después de comer, en vez de echar el "erutito" me dijeran: ¡Papá, sieso!

viernes, 25 de noviembre de 2011

Seguimos igual

 

Hoy en la Radio (mañana saldrá en la Prensa) he escuchado el resultado de unos estudios que se han hecho a base de encuestas entre chavales y chavalas de institutos de enseñanza secundaria, referente a las relaciones de parejas y se me han puesto los vellos como alcayatas gitanas al escuchar que las chavalas tienen como sueño principal el tener un novio; que ven normal que el novio les controle el listín telefónico o que se sientan celosos por cualquier cosa porque eso es una prueba de amor.

He sentido pena de comprobar que pasan los años y son ellas mismas las que siguen pidiendo a los hombres que las dominen y las dobleguen porque creen que sólo están hechas para complacer. ¡Y lo dicen ellas! Con lo modernas que son para vestir, peinarse, hablar, conocer al último cantante…Y las pobres son tan obsoletas como sus abuelas pero con menos dignidad; porque, al menos, sus abuelas, no tenían su información, su acceso a la cultura y sus conocimientos.

Me ha entristecido pensar que queda mucho para que se pierda la imagen del niño chuleta, golfo y feo que se lleva de calle a la más guapa, porque ella cree que necesita su protección y porque necesita presumir entre sus amigas de que ha conseguido el trofeo. Me ha entristecido mucho.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Homenaje a la Alegría

 

Hacemos el tonto si creemos que lo que estamos padeciendo es una crisis: una crisis tiene un principio y un final; esto es un destino. Esto ha sido meticulosamente pensado para dominar Europa. Esta es la tercera guerra mundial; incruenta, porque no hay disparos; pero cruel al fin y al cabo; puesto que destruye poco a poco la moral, los sueños, las ilusiones...: el futuro. Que una familia sin trabajo no tiene futuro que no sea el infierno. Eso es lo que están haciendo los capitalistas insaciables; no nos engañemos creyendo que votando a uno o a otro podremos levantar cabeza; dentro de poco en vez de políticos habrá tecnócratas tele dirigidos y se acabó la política y, por tanto, la democracia.
El corazón y el dinero no pueden habitar la misma morada; así que no esperemos un gesto, por pequeño que sea, de los dueños del dinero.

A pesar de todo, soy optimista y, cada día, le hago un homenaje a la Alegría.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Felicitación

 

Enhorabuena, señor Rajoy; al final lo ha conseguido después de haberse tambaleado tantas veces debido a las zancadillas que tuvo que sortear desde su propio partido (Acebes, Zaplana, Aguirre…) y de los empujones dados por la extrema derecha y la Iglesia (que es lo mismo)
No sé si todo eso ha ido resbalándole o ha ido creando un rosario de promesas que ahora tendrá que cumplir; ya se irá viendo. Yo le deseo que tenga mano firme para no permitir que en sus filas anide la corrupción y el enchufismo. Lo de salir de la crisis ya sé que será si se cumplen una de las dos opciones que existen: o declararle la guerra a Alemania o hacerle caso. Es decir, las mismas opciones que había antes de que usted saliera presidente; de modo que si no escoge la guerra, hará lo que se venía haciendo, que es por lo que ha perdido las elecciones su contrincante.
Otra cosa que le daría mucha credibilidad es que consiguiera que todo el mundo pague los impuestos que tiene que pagar. No hace falta subirlos; sólo preocuparse un poco más de la economía sumergida (no la de los parados), las evasiones y las leyes que permiten que un cantante, tenista o lo que sea, pague los impuestos en otro país. Sólo con eso, no tendría que echar a médicos y maestros a la calle. Suerte y al toro.

Derechos y deberes

 

Hoy he leído una carta en el Diario de un señor que defiende a capa y espada los "derechos" de los perros. Si no fuera porque tenemos un problema grave con eso, yo me hubiera reído del que escribió la carta.
¿Derechos los perros? si ya tienen más derechos que mi moto ¿Más quieren? Mi moto paga impuestos, el perro no; mi moto sólo puede ir por las calles que determina el Ayuntamiento, el perro por las que le salga de sus orejas; mi moto tiene seguro obligatorio, el perro no; si yo quiero sacar a mi moto, tengo que llevar casco, el perro no lleva bozal. Pero es que el otro día, por mi barrio, dos perros se encontraron y se empezaron a ladrar el uno al otro como sólo los perros saben hacer, y un niño pequeño que pasaba con su madre, rompió a llorar con el corazón encogido y temblando de miedo; ¿Quién paga eso? ¿Hay alguna ley que diga que el dueño debe pagar todos los daños que cause el perro?
A ver si nos enteramos: sólo pueden tener derechos quienes puedan tener obligaciones. Cada derecho lleva consigo una obligación; luego si no se puede cumplir en deberes, no se debe exigir en derechos.
Si todo el que tiene un perro tuviera, además, un familiar al que tuviera que pasear en silla de ruedas, se daría cuenta de que el perro vive mejor que el familiar.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Críticas sin sentido

A lo mejor todos nos hemos tropezado alguna vez con ese tipo listo que no paraba de criticar al teléfono móvil y a sus usuarios. Pero que un buen día, en el bar, a preguntado: “Oye, ¿alguien tiene un móvil? Yo es que odio esos cacharros, pero tengo que llamar un taxi” Si alguien se lo ofreció, él, rápidamente, diría: “¡No, no, llama tú: yo eso no lo entiendo”. El compañero, por ayudarle, le diría cómo se hace, y a qué botón le tendría que dar. Y al terminar el prenda de llamar, diría en voz alta: ¡Oye, cómo se apaga la mierda ésta; cago en los muertos…! Es decir, después de aprovecharse de sus beneficios, seguiría criticándolo y menospreciando a quien tuviera uno.

Pues exactamente igual, nos pasa a los españoles con los sindicatos: nos aprovechamos de sus conquistas, y seguimos criticándolos y diciendo, desde fuera, que no sirven para nada. Ojalá que volviéramos al sindicato vertical de Franco.

martes, 1 de noviembre de 2011

Escuchad esta canción y hacedla circular para que dé la vuelta al mundo.
http://www.youtube.com/watch?v=pj0Y41La43Y

jueves, 27 de octubre de 2011

La pureza

 

Los otros días, escuchando el programa de flamenco de Jesús del Río y se llevó un rato hablando de la pureza del cante y especulando sobre los sitios en los que ésta se encuentra o se pudiera encontrar (Jerez, Lebrija, Alcalá, Cádiz…); y después de tantos años como llevamos escuchando flamenco, me resulta ridículo que sigamos hablando de pureza. ¿Qué es pureza? Me parece que quitando los minerales y sólo después de algún proceso de purificación, ésta no existe en nada. ¿Cómo se puede hablar de pureza en el flamenco si hay diez o doce seguiriyas distintas? ¿Nacieron todas al mismo tiempo? ¿No será que hubo una y las demás son deformaciones de la primera? ¿Cuál de ellas será la pura? Si en Alcalá nació una soleá y en Cádiz otra ¿No serían evoluciones de otras que llegaron allí? ¿No será que como había que transmitir los cantes boca a oreja se iban deformando hasta convertirse en otros distintos? ¿Se puede llamar pura la malagueña del Mellizo? ¿Y la versión de Caracol? ¿Cuál tiene más pureza?
Yo creo que hay que definir los cantes y los cantaores por lo que nos conmueva; sin entrar en la disquisición absurda de si son puros o no.

martes, 25 de octubre de 2011

Cuidar el idioma

Teniendo en cuenta que los periodistas viven del idioma, de la lengua, de la palabra...Sería bueno y necesario que la Asociación de la Prensa, en lugar de erigir monumentos a cosas que no existen ni nunca van a existir, como la libertad de expresión, se dedicara a promover congresos, cursillos y talleres de "Respeto al Castellano".

Todos los profesionales (médicos, jueces, científicos en todas las ramas...) organizan congresos para ponerse al día en su profesión porque todo evoluciona; sin embargo, nunca veo un congreso periodístico; es como si los periodistas (no todos, que hay clases) lo supieran todo; y sin embargo, son ellos (no todos) los que tienen destrozada la herramienta que les da de comer. Son ellos (no todos) los que llenan el idioma quizá más bonito del mundo, de virus extranjeros por presumir de modernos. Por eso, si tienen una asociación, ésta debería mostrar un poco de sensibilidad y cuidar nuestra habla.

martes, 18 de octubre de 2011

El cura

 

He leído varias cartas al director del Diario sobre el cura que cogieron robando y el tratamiento que ha tenido en la Prensa.

Todas se quejan de que mientras a los chorizos se les oculta el nombre y se utilizan las iniciales, al cura le han dado un tratamiento vejatorio y han publicado, incluso, su cara en una foto. También coinciden todos en decir que nunca se acuerdan de la Iglesia con las cosas buenas que hace, pero que con las malas se despachan a gusto.

Queramos o no, un cura no es como una persona corriente; como no lo es un ministro, un cantante de moda o un torero; luego si da un traspié, tendrá, como es lógico, en esta sociedad que hemos fabricado entre todos, un tratamiento distinto al resto de los mortales. Y no es que yo lo vea bien, pero como a todos nos gusta disfrutar con lo que les ocurre a los famosos; no tenemos más remedio que aceptar que es noticia que cojan a un cura robando. Pero es que, además, es propagandista de los Mandamientos; luego está mucho más obligado que los demás a no infringir ninguno.

Por otro lado, Que la Iglesia haga cosas buenas no debería ser noticia; puesto que se fundó para eso; la noticia es que haga cosas malas. Así que cada vez que un cura cometa una tropelía, saldrá en los periódicos por mucho que se enfaden los católicos.

sábado, 8 de octubre de 2011

Traducciones

 

Con los idiomas no nos aclaramos del todo. En primer lugar, hemos de aprender a sentirnos orgullosos de pertenecer a un país que tiene cuatro idiomas con todas sus modalidades. Hemos de aprender a respetar la lengua de los demás como la nuestra propia; no creernos que todos deberían hablar como nosotros porque eso es una catetada como es de papanatas creer que lo de fuera es mejor y dedicarnos a estropear nuestra lengua con palabras en inglés o en francés para darnos importancia, porque como terminamos es haciendo el ridículo.

Ahora bien; tampoco conviene pasarse por hacerle la pelota a vascos, catalanes y gallegos. Y la Prensa en general comete errores de bulto sin saber por qué.

Veamos ¿Tiene sentido que se diga “Generalitat” si decimos “la Casa Blanca? ¿Por qué hay unas palabras que se dicen en su idioma (president, lehendakari…) y otras no? En ningún periódico español vendría este texto: El president de la Generalitat, va arribar al palau, va entrar al seu despatx i va ocupar la seva butaca. Lo lógio es que lo que viniera fuera: El presidente de la Generalidad, llegó al palacio, entró en su despacho y ocupó su sillón. Pero no: hay tres sustantivos que no traducen: president, Generalitat y palau; los otros sustantivos y verbos sí se traducen ¿alguien lo entiende? ¿No es ridículo decir “Se aprobó l’estatut”? ¿Por qué una de las tres palabras tiene un privilegio y la otra no?.

Yo creo que el Estado del Bienestar nos ha vuelto carajotes; menos mal que la crisis va a poner a muchos en su sitio.

jueves, 6 de octubre de 2011

La Pepa

Mi amigo Enrique Montiel, articulista ameno, novelista fino y cofrade de la Hermandad de Camarón, decía hoy en el Diario que “La Pepa” no es nada.

Desde que tengo uso de razón he escuchado a los literatos de aquí, cuando les ha interesado porque había que vender literatura, decir a boca llena que hay que ver la guasa, la gracia, la picaresca y el ingenio del pueblo de Cádiz por ponerle a la constitución del 12, La Pepa; por haberse firmado el día de san José; día en que celebraba su onomástica Pepe Botella y firmar eso ese día era como un regalo envenenado. También sirvió para evitar la censura en tiempos de prohibición, gritando “Viva La Pepa” en lugar de “Viva la Constitución”. Y se diga lo que se diga, siempre se ha conocido esa constitución por ese nombre. No ha sido un invento posterior; y si entramos en Google, hay casi las mismas entradas con una denominación como con la otra. ¿Cómo que ahora La Pepa no es nada? ¿Ya el pueblo no puede seguir nombrándola como siempre? ¿Ya no hay guasa, gracia, picaresca ni ingenio en el pueblo? ¿Por qué ahora tenemos que avergonzarnos? ¿Por qué no repudiamos a los intelectuales literatos que nos imbuyeron esa idea en la cabeza?

Amigo Enrique, permíteme que no esté de acuerdo contigo; y si los intelectuales de hoy queréis perseguir a alguien, perseguid a los intelectuales de ayer; al pueblo, no. Y otra cosa; dices en un momento de tu artículo: “…el Cádiz de las tres ‘ces’, Carnaval, capirotes y carcas” Yo, voluntariamente, me incluyo en el del Carnaval; espero que tú te incluyas en el de los carcas.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Atención

 

Estoy recibiendo mensajes de empresas por mi teléfono móvil. Dichos mensajes, lo más seguro es que sean de pago (cuando reciba la próxima factura lo sabré); pero he llamado a Vodafone y resulta que allí aparece como si yo hubiera contratado ese servicio.

Vodafone, por lo visto, a cualquier empresa que vaya allí (seguro que son empresas creadas por ellos mismos) a pedirle permiso para cobrarle a algún usuario lo que quiera cobrarle, se lo concede; y quien menos cuenta es el cliente. No le piden a dicha empresa copia de ningún contrato, sino que directamente le dan licencia para que mande los mensajes que quiera mandar y en la factura que después manda Vodafone, te los cobra. Así de sencillo.

Después Vodafone no tiene ningún mecanismo para reintegrar lo que ha cobrado sin permiso del cliente (es decir, robado); porque, claro, quien te ha cobrado, según Vodafone, es una empresa ajena a ellos; y la muchacha que atiende el teléfono, repite como un loro lo que le han dicho que repita.

Otro método más de robo permitido y bendecido. ¿Y saben lo que más me duele? que un anuncio en TV diciendo mentiras sobre Vodafone, tiene más adeptos que un millón de protestas como ésta, a las que nadie hace caso.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Las huevas de sardinas

 

Tendría yo unos siete u ocho años. Fue en Conil; tenía un amigo que se llamaba como el actor: Miguel Ligero; andaba ese día con él, creo, desde la hora de la playa; es decir, desde muy temprano aunque separados por el tiempo de la comida; porque la merienda, ya se sabe que en los pueblos y en los años cincuenta, se buscaba por los huertos.

Era después de la puesta de sol y me pidió que lo acompañara a su casa, no recuerdo para qué; entramos en lo que se llamaba el comedor y me dejó allí sentado mientras desaparecía detrás de una cortina de red. Me fijé que en la mesa del comedor había una gran fuente con unos dos kilos de sardinas fritas que, con pan blanco y luego una gran rodaja de sandía, no es mala cena para una familia pobre. No había nadie en la casa; se supone que su madre había frito el pescado y esperaba en algún sitio la hora de que llegara el marido y los dos otros dos hijos de las faenas del huerto para cenar.

Cuando Miguel apareció por la misma puerta por la que se fue, se dirigió a la fuente de sardinas; cogió una, le miró la ventrecha y, con mucho cuidado, sacó la hueva y se la comió; entonces me pidió que me acercara y fue cogiendo las sardinas una a una y con delicadeza de cirujano, a todas les fue extrayendo la hueva y las fue poniendo sobre el hule de la mesa en un montoncito; cuando terminó con todas las sardinas, fue a la cocina, trajo un trozo de pan y me dijo: “esto pa nosotros”; y nos fuimos comiendo todas las huevas de sardinas antes de que llegara su madre. Exquisito el manjar el que me hizo probar y exquisita la manera de comer más que su familia sin que nadie lo notara.

Con el tiempo me di cuenta de todo lo que ese caso encerraba de muchas cosas: de afecto, solidaridad, ingenio, sabiduría, picaresca…Y según he ido conociendo nuevas generaciones, se ha ido formando en mí una pregunta ¿sabrá un niño de siete u ocho años de hoy, que una sardina tiene huevas y que se pueden comer?

jueves, 8 de septiembre de 2011

¿Derecho a la información?

 

Qué satisfacción debe sentir un empresario cuando sus empleados le defienden bien. Debe ser que todo va en los sueldos que pague dicho empresario; si no, no tiene sentido ni explicación, que alguien pretenda desfacer un entuerto cometido por grandes empresas, y sus empleados se tiren a la yugular de aquél que intente poner las cosas en su sitio.

Estoy hablando de las emisoras de radio. Aún recuerdo la que se lió en Cádiz porque los autores (algunos; otros ejercieron de esquiroles y se pusieron al lado del gran capital) exigieron que les pagaran parte de lo que ellas cobran en publicidad por radiar el Concurso (aún conservo excelentes enemigos de aquellos días) y cómo, locutores de medio pelo, salieron en defensa de sus gerifaltes en detrimento de unas agrupaciones que lo único que pretendían era que la paella se repartiera bien.

Ahora es el fútbol; la liga quiere parte de lo que se ingresa en publicidad por radiar los partidos; cosa lógica. Pero mientras los dueños de las emisoras están tranquilos en sus casas y no dicen ni mu, salen los locutores a defender las multimillonarias ganancias de esos empresarios. Qué monería. Y todo en defensa (como siempre) del “sagrado derecho a la información”; lo que traducido resulta que un comentarista pueda seguir despellejando a un entrenador, un futbolista o un presidente hasta hundirles sus carreas porque no les caiga bien; o que se dediquen a calentar a dos aficiones hasta provocar una batalla, por mero capricho informativo. ¡Y todo eso gratis! Que a nadie se le ocurra pedir un reparto equitativo, que será vilipendiado.

martes, 6 de septiembre de 2011

Gasto necesario

Que nadie se cabree: la urna del Santo Entierro está por encima de todo: si hay que repararla, se repara cueste lo que cueste. Si hay familias que no tienen qué comer, eso no es problema para que el Ayuntamiento gaste lo que haga falta. Lo primero es lo primero. Vamos a dejarnos de pamplinas.

martes, 16 de agosto de 2011

El crack

La visita del Papa no es una visita pastoral; es un esperpento entre lo que se monta para recibir a un jugador de los llamados "crack" y las relaciones comerciales de empresas patrocinadoras; es decir, espectáculo y negocio. Un espectáculo carísimo para los españoles al que le falta lo principal: el espíritu evangélico. Pero los católicos son como todo el mundo: lo que les mueve es un cachondeo.

Cambio de valores

Cuando el éxito de un acontecimiento religioso se mide por la caja que hayan hecho los bares, poca convicción tienen los organizadores y mucho han perdido el Norte.
¿Ha calado más, después de lo del domingo, la palabra de Dios entre los gaditanos? ¿Somos mejores que el sábado? Eso es lo que habría que valorar. Al menos así lo creo yo, o a lo mejor los católicos pasan de ser buenos.

martes, 9 de agosto de 2011

Heridas

Cuando alguien reclama que se saquen a los fusilados del Franquismo de las cunetas y fosas comunes para darles decente sepultura, siempre hay quien dice que eso es abrir viejas heridas (?) ¿Y recordar cada año que los cristianos vencieron a los moros con una recreación de las batallas no es abrir viejas heridas y fomentar el racismo? Pregunto.

Dios y El Vaticano

 

Todavía hay quienes confunden esas dos cosas; pero no es lo mismo: Dios es la explicación, para muchos, de los misterios de la Vida y el agarradero espiritual que muchos necesitan para lavar su conciencia, buscar perdones o pedir ayuda. Es algo metafísico porque sólo se ve con los ojos de la fe; y dicho en Román paladino es algo así como “o lo tomas o lo dejas”. No tiene más vuelta de hoja. Mientras que El Vaticano es el administrador de los beneficios que esa creencia genera gracias al invento de la doctrina: Ellos (los de El Vaticano) inventan a Jesucristo, le dan una personalidad, unos discursos y unas normas que predicar. Se inventan un cielo y un infierno y unos santos que lo van poblando que son los que nos van a servir de modelos en los que fijarnos.

Eso, en sí mismo, no es malo; puesto que hay gente que no sabe ser buena sin un acicate; y si todo eso sirve para que no tuviéramos que utilizar el Código Penal, estupendo. Pero resulta que no: que ni con doctrinas religiosas ni con dogmas de fe ni con códigos penales, somos buenos; y como todo el mundo es malo, y El Vaticano es parte del mundo, pues lo que hace es aprovecharse y sacar tajada económica (que a la vista está y no tengo que demostrar nada) de todo ese miedo que los humanos tenemos a un infierno que nadie ha venido a contarnos cómo es; y por eso digo yo, que un hombre tan malo como yo (aunque muchísimo más listo) que ha sido elegido por sus amigotes para procurar que la Iglesia no pierda ni un gramo de oro ni ningún milímetro de poder en la Tierra, no puede representar a Dios. Comparar a Dios con la Iglesia es como comparar el amor con la prostitución.

lunes, 25 de julio de 2011

Clase aparte

¿Cuánto van a tardar los políticos en sentarse a hablar para transformar la política y hacerla agradable, entendible y creíble?

Me hace gracia que todos, o casi todos, ven con simpatía el movimiento 15M, pero a lo que se pide, ni caso. Ellos de verdad se han creído que son una “clase aparte” y que lo que se pide no afecta a ellos y sus familiares. No se enteran de que ellos son también parte de la Sociedad. Es curioso, por no decir cómico y esperpéntico, que en el momento en que son elegidos, ya dejan de sentirse perjudicados por leyes retrógradas y perjudiciales para la democracia. Si un tránsfuga, por poner un ejemplo, es un individuo abominable, lo será milite en el partido que milite. Y si se puede dictar una ley que impida el nacimiento de un trásfuga ¿Por qué no se hace y tenemos que estar escuchando siempre frases grandilocuentes que en el fondo son payasadas que nadie quiere escuchar?

Pues así todo: tenemos la política que nos han elaborado los políticos; de modo que si la gente se aparta de ellos e incluso les insultan, no tiene más remedio que aguantarse.

¡Ah! y que no se olvide: si en un partido hay un corrupto y el partido no lo aparta, todo el partido es corrupto.

“Comerciantes”

¿Por qué cuando se habla de los próceres de la Ciudad, sólo se habla de sus obras de beneficencia? A mí me gustaría saber más cosas de esas personas. Sabemos, por ejemplo, que Ana de Viya donó unos terrenos para que se construyeran las escuelas salesianas; ¿pero por qué no nos cuentan cómo los consiguió? Admiramos a Moreno de Mora por construir un gran hospital, pero no sabemos cómo ganaba el dinero ese señor, qué empresas tenía, cuánto pagaba a sus obreros, si daba vacaciones, cuál era la jornada laboral, si explotaba a niños...

¿Por qué a los historiadores les da tanto reparo contar esas cosas? ¿No será porque serían todos unos sinvergüenzas piratas amparados por ese eufemismo de "comerciante" que vale para tapar cualquier negocio sucio, y que lavaban su conciencia con obras de caridad para que su dios estuviera contento con ellos? Pregunto ¿Eh?

domingo, 24 de julio de 2011

Hablar mal viste mucho

He disfrutado un rato con una entrevista a Gabilondo y ha dicho, entre otras verdades como que Tele5 ha convertido su cadena en una fosa séptica, que es verdad que en España se habla y se escribe mal, pero que mucha culpa tienen los periodistas.

Esto que dice Iñaki, aunque es una verdad palmaria, los periodistas (aunque algunos se escapen) siempre lo niegan; y siguen usando el idioma como les vienen en ganas y plagando los programas de radio y televisión de palabras malsonantes y ordinarias. Ellos creen que así se acercan más a los ciudadanos; y en lugar de marcar unas mínimas normas de decencia, llevan a los periódicos y la radio, la misma forma grotesca y soez de hablar que empleamos en la calle.

A lo mejor muchos creen que eso es un adelanto; pero escuchar a un locutor decir "¡Manda cojones lo que ha hecho el árbitro!" no me demuestra ni que sea necesario ni bueno. Sólo me demuestra que como esto siempre va hacia adelante, dentro de cuatro o cinco años, cuando no nos asustemos de que diga "cojones" dirá, para impresionar, "Manda cojones lo que ha hecho el cabrón del árbitro; será hijo de puta...".

sábado, 16 de julio de 2011

El Museo

Si alguien esperaba que en Cádiz se hiciera un museo del Carnaval, puede seguir esperando; pero le aconsejo que tome buen asiento.

Mis noticias (si alguien tiene otras mejores que me desmienta), es que donde estaba el colegio irá un aparcamiento de superficie y nada más; ni siquiera se va a recuperar el Jardín del Corralón que en su día hubo, ni una plaza para el Barrio.

Una vez propuse que en los Depósitos de Tabaco hay sitio de sobra para hacer La Ciudad del Carnaval; con locales de ensayo, espacio para las peñas carnavalescas que se quieran establecer allí y un excelente lugar para el Museo con sitio suficiente para aparcar. Y lo más importante, sin invertir un euro en construir nuevo local: sólo adecentar y adecuar los diferentes espacios. Pero lo que no se les ocurra a los políticos, nunca sirve.

También podría haber servido la Cárcel Vieja o la Aduana.

lunes, 4 de julio de 2011

Botellas

 

La noticia tiene su gracia: “Cada español genera no sé cuántos (no recuerdo la cantidad) Kilos de residuos de vidrio al año”. Y yo que estoy escuchando la radio, me río solo, por no ponerme a blasfemar en catorce idiomas y cagarme en todo lo cagable.

Vamos a ver si nos entendemos: ¿Acaso fabrico yo botellas en mi casa? Lo que yo hago es cambiarla de sitio: voy a la tienda, pido un litro de cerveza y me la dan en una botella que yo no he pedido; la llevo a casa y cuando está vacía la tiro a un contenedor. ¿Dónde está mi delito? ¿Por qué me tienen que hacer responsable y crearme un sentimiento de culpa? ¿No es más justo (si es que quieren dar una noticia) que digan: “El Gobierno genera tantos Kilos de residuos de vidrio por cada español”? Y si el Gobierno dice que es que no hay más remedio que vender determinados productos envasados, pues que no den noticias de ese tipo y no nos jodan nuestra tranquilidad ¿No creéis? Yo lo que quiero es hacer un llamamiento para que hagáis oídos sordos a todas esas noticias; porque lo que no vale nada es que gobiernos y fabricantes se laven las manos, y nosotros, por aquello de estar concienciados con el medio ambiente, nos vayamos a la cama pensando en los Kilos de botellas que tiramos.

sábado, 2 de julio de 2011

Orgullo gay

Hay gente (quizá gentuza) que ve mal que se celebre el Día del Orgullo Gay porque, por lo visto, el "mariconeo" y el "tortilleo" hay que llevarlos por dentro y no mostrarlos en público para no herir sensibilidades.

Y yo pregunto ¿Sólo ese orgullo hay que llevar por dentro? ¿Y el orgullo guerrero que lleva a sacar el ejército a la calle para que todos veamos cuántas maneras de matar hemos inventado? ¿Y el orgullo patriota que lleva a linchar negros y sudacas y a maldecir a los chinos porque trabajan más y mejor que nosotros? ¿Y el orgullo católico que lleva a sacar procesiones de imágenes vestidas de forma ridícula (más ridícula que la forma de los gays), para enseñarle a los "esmayaos" el dinero que tienen?

Yo creo que lo mejor es vivir y dejar vivir y que cada cual muestre su orgullo como quiera.

domingo, 19 de junio de 2011

Manifestación

 

He estado en la manifestación y me he alegrado de haber asistido. Creo que había bastante gente y cada vez con las ideas más claras.

Pero venía por el camino pensando en para qué tiempo (pasado, presente o futuro) estaba hecha esta manifestación y he llegado a la conclusión de que era para el pasado.

En los años setenta se empezó a hacer un guiso con ingredientes todos exquisitos; pero antes de que se terminara de cocinar, los camareros nos dijeron que nos podíamos sentar a la mesa y nos fueron entreteniendo con entremeses varios. Como todos teníamos hambre, fuimos comiendo de lo que nos daban. Hasta hubo un intento de reventar aquella comida y de incluso quitar al cocinero para colocar, en su lugar, a uno de los de siempre; de los de “yo me lo guiso y yo me lo como”; que era lo que hasta entonces habíamos tenido. Pero la cordura de la gente hizo que los reventadores no llegaran a entrar ni en el comedor ni en la cocina; pero por muchas razones, se apagó el fuego y el guiso no se terminó de hacer.

Y siguieron entreteniéndonos con entremeses y seguimos comiendo de lo que nos daban sin querer caer en la cuenta de que el guiso ya se había olvidado. Nos dieron la oportunidad de elegir camareros y Maîtres; pero la comida sigue siendo la misma: para engañar al estómago.

Por eso hoy creo que se ha ido viendo el intento de encender de nuevo el fuego y con más bríos; el intento de darle el calor necesario a la olla de la que salga lo que necesitamos para mantener nuestros cuerpos y nuestros sueños. No queremos más entremeses de dudosa procedencia y elaborados con materias caducadas; Queremos un humeante plato en el que se vean tropezones de ilusiones y de luces. Si dejamos que engañen nuestro estómago, también engañarán nuestra mente.

viernes, 17 de junio de 2011

Fracasados

 

Dice el padre Loring en una carta en el Diario: "Hoy está de moda en España presumir de agnóstico. No lo entiendo. El agnóstico que no cree en Dios porque no sabe si Dios existe o no, es un fracasado como persona humana".

Qué gracioso es este cura. Primero, para él, lo de creer o no creer, es una cuestión de modas; no una cuestión de reflexión adulta y consecuente. Segundo: si no crees, eres un fracasado como persona humana. ¿Y no es un fracasado como ser humano el que niega su primera misión en la tierra que es la procreación? ¿No es más fracasado un cura que un padre de familia aunque ninguno de los miembros de esa familia crea en dioses? ¿No es más fracasado como hombre el que niega a la mujer?. Y tercero ¿Por qué dice "persona humana"? ¿Cuántos tipos de personas hay? ¿Los curas a qué especie de personas pertenecen?

La pérdida de clientela está llevando a los curas a decir cada vez más tonterías.

Derechos

 

Si un obrero tiene un mes de vacaciones; un sueldo decente, una Seguridad Social digna y una jubilación aceptable, tenemos que tomarlo como un derecho que ha costado mucho conseguir. No tenemos que prestar atención a quienes quieren extender la idea de que esos son privilegios que tienen unos y otros no; lo que debemos hacer es seguir luchando para que todos los obreros tengamos lo mismo; nunca dejar que le quiten sus derechos a quienes los hayan conseguido. No debemos dar ni un paso hacia el siglo XIX si todavía no hemos entrado en el XXI. Los empresarios dirán lo que quieran decir; pero ningún obrero que se digne de serlo, debe caer en esa trampa

sábado, 11 de junio de 2011

Los que viven bien

Un preso en España, come mejor que un parado. No es que vea mal que los presos coman bien; es que los sinvergüenzas que han provocado la crisis, aunque fueran a la cárcel, iban a seguir comiendo mejor que las personas que ellos han dejado tiradas en la calle. Y se me pone un interior...

Pasitos para atrás

Es curioso; desde que empezó España a disfrutar los beneficios de la Democracia, la juventud está cada vez más preparada y los políticos cada vez más zoquetes.

Tuvimos los mejores políticos cuando no había un duro; de modo que las ideas fluían pero no se podían materializar; cuando llegó el dinero, los buenos políticos y sus ideas se volatilizaron y llegaron los que se creyeron dueños de ese dinero. Ahora no hay dinero ni ideas; pero hay políticos ricos y siguen ahí.

martes, 17 de mayo de 2011

Movilizaciones

 

Stéphan Hessel fue uno de los redactores de la Declaración de los Derechos Humanos; y ahora, a sus noventa años, ha escrito un libro (Indignaos) para zamarrear las conciencias de la gente que todavía cree que el mundo tiene arreglo.

Movida por las obviedades que en ese libro se expresan, la gente ha empezado a movilizarse pidiendo otro tipo de democracia. Pero como resulta que para la Prensa en general y para los periodistas (que son muchísimos) que viven de dar opiniones en artículos y tertulias la democracia es un buen negocio, estos movimientos asustan y en seguida son tratados de Anti-sistema. Para los que nos quieren convencer de que la Democracia es un fin en sí mismo y de que nos tenemos que conformar con votar cada cuatro años, estos movimientos están de más y rápidamente son demonizados y sus componentes son metidos en el saco en el que se meten a los delincuentes, nihilistas y pasotas que no quieren votar.

Pero ellos saben que detrás de estos intentos de concienciar a la gente, están los que creen que la democracia es el medio para un mundo más justo. Los que creen que la democracia no es para que muchos cojan un cargo vitalicio. Los que creen que el sistema que tanto quieren preservar es el culpable de las desigualdades. Los que se sienten traicionados por políticos que no tienen el menor pudor al prometer mejoras que nunca llegan; por políticos sin escrúpulos que se sirven del cargo para que sólo mejoren ellos y sus familias. Detrás de esos movimientos están los que quieren una participación más directa en las gestiones y los que creen que no debemos ir de la mano de los políticos; sino ellos de la mano nuestra; que es lo natural.

viernes, 13 de mayo de 2011

El funeral

He estado viendo un poquito del funeral de las víctimas del terremoto de Lorca y no sabía si reírme o cabrearme.
Lo de reírme no es por falta de respeto a las pobres víctimas y sus familiares; sino por la presencia de la Iglesia.
Por favor, que alguien me conteste para no reírme ni cabrearme: ¿Por qué nadie le pregunta al obispo (que está allí interpretando el papel de su vida) que qué hacen en un templo si ese dios no respeta ni los templos puesto que ha tirado uno? ¿Por qué nadie se cuestiona a qué viene el capricho de un todopoderoso que decide qué pueblo hay que destruir y a qué gente matar? ¿Cómo el obispo dice que va a rezar por el alma de una persona que ha sido despojada, caprichosamente, de su vida? ¿Cómo un dios que ha matado un cuerpo va a cuidar de un alma? ¿Es que para cuidar de un alma hay que dejar a un niño sin padre y a una mujer sin esposo? ¿Para qué quieren esa mujer y ese chaval que el alma del padre esté cuidada si no tienen el cuerpo que cuidaba de ellos? Si unos pueblos deben ser destruidos ¿Por qué no son destruidos todos? Si nos destruye por pecadores ¿Por qué no destruye el Vaticano? ¿Por qué mata a un niño en el vientre de su madre si no ha tenido tiempo a pecar lo que peca el más virtuoso de los cardenales?
Hago todas estas preguntas sabiendo que nadie me las va a contestar puesto que nunca tuvieron respuesta. Bueno, sí la tiene, pero es políticamente incorrecta y me la callo. Por tanto pido que nadie se crea que soy tonto. Lo que a mí me gustaría es que la gente no tuviera miedo a lo desconocido y se riera de todo este tinglado de la Iglesia como yo me río; seguro que viviríamos mejor si echáramos de nuestras vidas a todos los parásitos que viven a costa de sus mentiras y de nuestra ingenuidad.


martes, 3 de mayo de 2011

Libertad de Expresión

 

Hoy es el Día Internacional de la Libertad de Expresión. Esos días siempre los he repudiado porque suenan a marginación o a comercio (el Día de la Mujer Trabajadora, por ejemplo, para que nos acordemos, por lo menos, una vez al año de ellas, y el Día del Padre para vender corbatas); pero si la Prensa quiere recordar una vez al año que la libertad de expresión es una utopía, está en su derecho.

A mí lo que me preocupa es que hablamos de esa carencia de forma macroscópica; es decir: planteando que en Afganistán han matado a algunos periodistas y eso, por supuesto, es un ataque a la libertad de expresión; mientras se olvida lo doméstico, lo cercano: lo de aquí.

No quiero ponerme pesado, pero cuento mi caso porque es el que mejor conozco y no caben errores en él: yo escribí en un artículo que no me creía que el Nazareno hubiera quitado la peste o lo que fuera que atacó a Cádiz, y me tuve que despedir como articulista del Diario de Cádiz. Pero don Fernando Santiago, que es el abanderado de la libertad de expresión en Cádiz, dijo, con razón, que el Diario es una empresa privada y admite a quien quiera.

Basado en eso ¿No podría decir lo mismo el presidente de Afganistán? “Oiga, esto es un país privado y soberano y yo hago aquí lo que me dé la gana; y a los chivatos me los cargo; si no, que no vengan que yo no he llamado a nadie”. Sería duro, ¿verdad? Pues los dos casos son duros; y si a un fotógrafo lo pueden matar de un disparo, a un articulista le pueden arruinar su vida en su propia ciudad y sin defensa.

No es que no haya que luchar por la libertad de expresión; es que hay que hacerlo de abajo a arriba escalón a escalón: primero lo pequeño sin olvidar, por supuesto, lo sonoro y mediático.

domingo, 1 de mayo de 2011

Calles y parques

 
Nuestro ayuntamiento ha anunciado que construirá parques para los perros gaditanos. Al italiano que condenaron por intento de agresión le gustará mucho la idea; igual que a mí; porque aunque ese espacio se lo quitarán a los niños, hay que reconocer que los perros son más importantes puesto que son más fieles que las personas.
Ya un perro tiene una calle y los demás, como debe ser, tendrán un parque.
Habría que preguntarle qué piensa de esto al señor que se ha llevado varios años intentando que le bajaran la acera de su calle porque su hija, en silla de ruedas, no podía salir a la calle. Pero, claro: ya sabemos qué va a contestar; porque nunca llueve a gusto de todos.

Invitación cariñosa

images

La iglesia oficial sigue poniéndoselo difícil a toda esa gente buena (tanto curas como seglares) que cree en Dios y en el Hombre pero necesita una jerarquía eclesiástica y un papa.

Por un lado, un obispo acusado de abusos sexuales a varios niños (entre ellos dos sobrinos) a dicho que no era tan grave, y que aunque él sabia que lo que hacía no estaba bien, después se confesaba.

Y por otro lado, el Papa ha invitado al espectáculo de beatificación de Juan Pablo II, al presidente y dictador de Zimbabue, Robert Mugabe. Aunque claro, hasta ahora, ese prenda sólo ha matado a 20.000; y eso será poco para el Vaticano.

jueves, 21 de abril de 2011

Agradecimiento

 

Los ciudadanos somos torpes de manera supina y aunque nos llevemos cuatro años viendo lo que el Ayuntamiento hace por nosotros con dinero que los concejales y la alcaldesa traen de su casa, llegado el momento de votar, no tenemos claro a quién regalarle nuestro voto; por eso es bueno que haya una prensa involucrada y comprometida con la ciudadanía, dispuesta a abrirles los ojos a todos aquéllos que sean reacios a entender lo que se hace por nosotros.

http://www.diariodecadiz.es/cadiz/detail.php?id=956443#opi

jueves, 14 de abril de 2011

Un hospital

 

En la comunidad valenciana se ha inaugurado un hospital que es la hostia. Más de 383 millones de Euros ha costado; que es lo que le gusta a algunos políticos: pregonar lo que gastan más que lo que ahorran.

Ya está funcionando y todo el mundo (El Mundo, el ABC, La Razón…) han contado lo impresionante que es y lo moderno. Aunque esos periódicos omiten algunos detallitos sin importancia; como por ejemplo, si llega una urgencia en helicóptero, éste tiene que aterrizar en el antiguo; si hay quemados, tienen que meterlos en las bañeras del antiguo si miden más de 1’20; porque las bañeras del nuevo son infantiles. Tienen unos sofisticados aparatos para extraer sangre, pero para analizarla la mandan al antiguo. Así que el antiguo hospital no se puede tirar para hacer otra cosa.

Pero lo que más le gusta a los pacientes es que las habitaciones están toda la noche iluminadas porque no hay interruptores para apagar la luz; y si alguien sufre un contratiempo de madrugada, no hay timbres; así que cada enfermo dispone de un sonajero fabricado ad hoc por el propio personal, con un bote de analizar orina y unos taponcitos de plástico. Otros usan las botellas contra la pared, otros tocan palmas y otros golpean las barras de los porta goteros con lo primero que cojan; así que si se ponen tres malos a la vez, forman una orquesta de percusión linda. Vivan las elecciones.

nueva20fe201

Aniversario

 

Hoy es día de la República. Recordad, amigos gaditanos, que Cádiz, Pamplona y Burgos fueron las únicas capitales que votaron a la derecha: el miedo a los rojos nos viene de antiguo; y lo que queda.

gobierno-ii-republica-14-abril-1931

Que no nos quiten el fútbol

 

Cuando murió el Perola y empezó la transición hacia la Democracia, yo me temí lo peor; y a cada momento pensaba con cierto temor que España se iba a convertir en un país aburrido como el resto de países de Europa.

Menos mal que nada más probar dos o tres veces la novelería esa de votar, todo ha vuelto a su cauce y volvemos a ser los cachondos que siempre fuimos, que nos gusta colarnos en todas partes, enchufar a nuestro cuñao del alma, intentar sobornar a los alcaldes, dejarnos sobornar si somos alcaldes, votar por intereses personales y no por antiguas ideologías, comprar a los jueces si hace falta, dejarse comprar siendo juez, dejar que se vuelvan a enchufar las personas decentes y de derechas que siempre lo estuvieron, dejar que los curas sigan dictando leyes, llenar las calles de procesiones con acólitos que para qué mierda van a necesitar libros, permitir que nos eduque la televisión, que es la que debe y sabe, vencer al adversario político no haciendo política sino difamando...

Gracias a Dios hemos vuelto a ser felices condenando a quienes quieran enterarse de dónde están sus familiares enterrados desde que los mataron, que hay que ver lo pesados que están algunos queriendo recordar el pasado y queriendo recuperar a los hijos que vendieron en los hospitales por hacer una obra de caridad...

A todo eso, es decir, a la tranquilidad, hemos vuelto gracias a que hemos recuperado el Norte que estábamos perdiendo por culpa de algunos rojos que nos metieron en el coco que eso de votar y elegir representantes era bueno. No sabe esa gente que un país sin corrupción va mas lento que un ford de pedales. ¿Y los puestos de trabajo que se crean gracias a la corrupción? La honradez no va con nosotros porque pensamos que tarde o temprano nosotros estaremos en el sitio adecuado; que es muy difícil andar con azúcar y no chuparse el dedo. Así que lo mejor es que dejemos vivir. eso sí que no se le ocurra a nadie quitarnos el fútbol.

Medidas

 

Dice el Diario que ocupar la fábrica exigiendo trabajo no es la solución. Cuánta razón lleva; yo siempre lo he dicho: la solución es salir de penitencia en el Nazareno; o no lo sabemos de siempre.

La cuestación

 

Zapatero ha ido a China a pedir dinero; el gobierno de Pekín le ha preguntado que a santo de qué tienen ellos que darnos algo a nosotros; y el tío ha estado muy bien cuando les ha dicho que nosotros con el Domund nos llevamos 40 años pidiendo pa ellos; así que hoy por ti y mañana por mí. Incluso les ha llevado una ucha de un chinito para demostrar que no miente. Lo chungo es que ellos le han enseñado  a nuestro presidente otra hucha con la cara de Juan Carlos que es con la que piden allí para nosotros.

Po s'ha traío pacá un montón de millones.

hucha1

miércoles, 13 de abril de 2011

Yo pido

 

Yo, Francisco Rosado,

en nombre de la Tierra

pido que no me dejen

morir en un colchón.

Pido que no me dejen

morir entre vecinas

con sus falsas angustias

y su rosario presto

a intercalar sus cuentas

entre oración y llanto;

entre lisonja, chiste

y sorbo de café.

Yo quiero que me dejen

morir entre los míos:

los que saben vivir

mi vida paso a paso;

los que llevan el mar

clavado entre las cejas;

los que hablan con un río

y entienden su lenguaje.

Yo quiero que las olas

me sirvan de sudario:

alimentar cangrejos

perderme entre las rocas.

No quiero que cipreses

hagan sombra a mi tumba;

que aunque muerto, yo quiero

ver el sol cada día.

P. R. 1975

viernes, 8 de abril de 2011

Protestas del fútbol

 

No sé por qué, me parece que al clan Ruiz-Mateos le va a caer más castigo por tener a los jugadores del Vallecas sin cobrar que por  dejar obreros en la calle. Aunque me refiero a castigo mediático y popular; que castigo derivado de sentencias judiciales pocos les van a caer a esos “Supermanes” del mundo empresarial.

Por otra parte, también considero obreros a los futbolistas (sobre todo, de Segunda División para abajo) y nadie tiene derecho a explotar o tener sin cobrar a sus trabajadores; pero da coraje que sea precisamente el fútbol el que mueva a la gente a elevar una protesta, dentro de una crisis de la que los verdaderos culpables: banqueros y grandes de las finanzas (no ningún presidente torpe) van a salir no condenados, sino reforzados y dispuestos a darle un apretoncito más a la tuerca que nos va llevando al siglo IXX.

viernes, 1 de abril de 2011

Vivir cada noche.

 
El río inagotable
de manos que me mueve
me empuja hacia tu cuerpo
sediento de mi peso.
Y un pagaré de labios
revolotea mi cara
y recuerda que empiezo
a vivir cada noche.
Es en ese momento
sublime y necesario
cuando la pena olvida
su habitual morada.
Y es ahí donde empiezan
mis veintitantos años
a exhalar primaveras
de amor y perdurables.

P. R.

martes, 29 de marzo de 2011

Esta noche es nuestra (1978)

 

Se guarda el mar, avaro, nuestra moneda de oro;

es el último acto de vida de la tarde.

Ya la ciudad ha abierto sus eléctricos ojos

y el neón nos ofrece mercancía de colores.

Tú y yo ya hemos cumplido nuestra misión diaria

de seres integrados al cósmico viaje;

vamos a naufragar de nuevo en nuestra noche

que un diluvio de ansias así nos lo avecina.

Sin más luz que la plata que la ventana filtra

he de bajar, sumiso, al fondo de tu alma;

para que allí me envuelvan tu palabra, tu aliento

y que pueda olvidarme del mundo y sus motores.

Esa nocturna entrega hace posible que ame

nuestra existencia torpe, nuestra rutina diaria;

y el sublime cansancio que tanto deseamos

nos libera del peso y nos convierte en aves.

Duro fue el día amor y hemos manchado el cuerpo

de cansancios obreros y falimiliares penas;

pero esta noche es nuestra: tú y yo la hemos logrado;

confiemos en que tarde la mañana en nacer.

P. R.

Albóndigas de pescado con salsa de gambas

 

Ingredientes

Para las albóndigas

  • ½ Kg. de pescado sin espinas
  • 1 latita de atún en aceite, escurrida
  • 1 huevo
  • un diente de ajos muy picado
  • dos cucharadas de harina fina
  • harina de freír
  • perejil, sal y pimienta.

Para la salsa

  • ¼ Kg. de gambas
  • 1 diente de ajos picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 chorrito de vino, sal y pimienta, eneldo y agua

Albondigas de pescado

Modo de hacerlo

Albóndigas

En un recipiente adecuado se pone agua con sal al fuego y cuando rompa a hervir se hecha el pescado; cuando de nuevo rompa el hervor se saca y se espera que se enfríe. Mientras, en un bol se pone el huevo, el atún, el ajo, el perejil picado, sal y pimienta y la harina. Cuando el pescado esté frío, se le quitan los restos de espinas que le queden (si costara trabajo se metería en el agua hirviendo otro ratito), se desmenuza sobre un paño limpio, se estruja bien para que suelte toda el agua posible y se echa en el bol.

Se mueve bien todo el conjunto y a continuación se lían las albóndigas, se fríen rebozadas en harina y se van echando en una cacerola.

La salsa

Se separan las cabezas de las gambas y se ponen, junto con el aceite y el ajo en una sartén. Con un tenedor de madera se van estrujando mientras se sofríen para que vayan soltando el jugo; cuando ya estén bien estrujadas se vuelcan en el vaso de la batidora; en la sartén se echa el vino, se mueve bien para que la sartén quede limpia, se vuelca en el vaso de la batidora y se tritura todo.

Esa pasta triturada se echa, pasada por el chino o un colador fino, sobre las albóndigas; se cubren con el agua se pone el eneldo y se cuece todo hasta que reduzca. Cuando falte muy poco se añaden las gambas peladas.

lunes, 28 de marzo de 2011

Ahorro

El Ayuntamiento, para pagar sus deudas, va a reducir las horas extras de los guardias (menos presencia policial en días conflictivos) y las luces de las calles por la noche. Pero la propaganda, pagada por nosotros, continúa bombardeando en Prensa, Radio y Televisión. Y ahora una página nueva en Internet; y van..."Cádiz trimilenaria, que te la están metiendo doblada"

martes, 22 de marzo de 2011

Viva la democracia

 

A los que en los años 70 decíamos que la democracia había que tomarla como un medio para llegar a cotas más altas de libertad y derechos, nos miraban como a gente marginal y anti-sistema. Porque para los que ya estaban entrando de lleno en la política; los que habían elaborado la Constitución y los que estaban esperando tiempos buenos para ver si conseguían un escaño, la democracia era el fin que se perseguía; era todo por lo que había que luchar. Ellos no podían o no querían entender que detrás de la democracia hay más metas y que cuando se consigue alcanzar una, nace otra; porque si el mundo no está terminado de hacer, siempre habrá necesidades humanas que intentar satisfacer. Y ahí estaba siempre la utopía: esa linternita que dirigimos al infinito buscando algún entuerto que desfacer o algo gris que colorear.

Ha pasado el tiempo y ya estamos cómodamente instalados en la gloria que buscaban los nuevos salvadores. Ya está todo hecho. Ya cualquier intento de revolución lo quieren sofocar instalando su modelo de democracia: esa que pisotea los ideales con un nuevo modelo de coche cada año y que deja entrar a inmigrantes para que veamos que hay países peores porque no gozan de nuestros gobernantes. Nos quieren hasta evitar el trabajo fatigoso de descubrir, por nosotros mismos, quiénes son los buenos, los regulares y los malos: cada vez que sale un líder en cualquier parte del mundo, los demócratas editan sus prospectos que, al modo de los que vienen en las cajas de supositorios, te dicen las propiedades, contraindicaciones y posología si la hubiera.

Pero no desesperemos de aburrimiento: lo que viene detrás es aún peor.

domingo, 20 de marzo de 2011

Fallitos sin importancia

 

Que se hable ahora de la Constitución de 1812 me parece estupendo; que se realce la forma en que se hizo es bueno para la ciudadanía para que aprendamos que en tiempos difíciles siempre hay gente dispuesta a dar la cara por su país y sus ideales. Pero me molesta que se hable de ese texto como si todo lo que hubiera escrito en él fuera excelente. Me molesta que ninguno de los intelectuales que hablan de ella haga la más mínima crítica a las cosas malas que ese articulado tenía. Parece como si fueran a ser considerados menos gaditanos si pusieran en entredicho algún artículo de dicha constitución.

Por eso yo, que no tengo ningún compromiso con nadie y no espero premios ni condecoraciones de ningún estamento, me voy a atrever a poner un par de artículos de ejemplo para que todo el mundo vea que la constitución esa, no protegía a todos por igual.

Consitución de 1812

Art. 12. La religión de la Nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La Nación la protege por leyes sabias y justas y prohíbe el ejercicio de cualquier otra.

En este primer ejemplo vemos como la sumisión de la Constitución a la Iglesia de Roma era total y prohibía que cualquier extranjero (o nacional) practicara libremente su religión porque ellos (los diputados que la dictaron) eran tan preclaros que decidieron que su religión era, perpetuamente, la única y verdadera.

Art. 92. Se requiere para ser elegido (diputado a Cortes, se supone) tener una renta anual proporcionada, procedente de bienes propios.

Y en este segundo ejemplo vemos que, como siempre, los ricos tienen más derechos que los pobres.

Son dos fallitos sin importancia, pero que si leemos el texto entero se encuentran más. ¡Ah! Y de las mujeres, como si no fueran ciudadanas.

miércoles, 16 de marzo de 2011

¿Hermandades de odio?

 

Creo sinceramente que si Dios existiera, no hubiera permitido nunca que alguien hubiera inventado las religiones; y de haber permitido el Catolicismo, hlluvia_pregon_ubiera confundido las lenguas de los que se atrevieron a inventar la Semana Santa.

Tengo, como todo el mundo, muchos amigos dentro de esa “afición” y sé que algunos lo hacen por verdadero servicio a la Sociedad; y aunque quizá equivocados, hacen su labor y hacen felices a personas que necesitan un empujoncito para continuar la cuesta; como dicen que hizo el cirineo.

Pero uno lee durante el año comentarios sobre esa celebración y algunas veces piensa que la Iglesia debería poner más cuidado en vigilar las interioridades de esas hermandades porque no hace falta ser un lince para darse cuenta de que la Semana Santa también se ha convertido en una absurda competición en la que el fervor o la devoción es lo que menos puntúa y en la que domina un esperpento absurdo como si Dios hubiera tenido veinte o treinta hijos y cada cofradía venera a uno de cualidades distintas al resto.

La Iglesia debería saber que la competencia genera discrepancia; la discrepancia enemistad y ésta, odio; es decir, todo lo contrario de lo que dicen que predicaba el adorado. ¿Alguien lo entiende como para que me lo explique?

martes, 15 de marzo de 2011

De vuelta a casa

 

Mis queridos compañeros de blog:

Ha terminado el Carnaval, cuyo desarrollo me ha tenido ocupado, como algunos habréis podido comprobar, más de un mes. El balance es positivo por cuanto a mí me gusta el Concurso y sólo las comparsas y coros mediocres y los cuartetos chungos me aburren; a lo demás, a todo le saco algo. Y aunque muchas veces protestemos, el nivel no está tan bajo para quien no paga; claro que si tienes que sacar una entrada que es carísima y tienes que ir a pedírsela al santo de tu devoción como quien pide una novia, entonces te vuelves muy selectivo y te molestan más de las que te gustan.

Lo que quería decir es que ya voy a poner al día este cuaderno de bitácoras y cada dos o tres días verteré aquí mis elucubraciones. Salud.

viernes, 4 de febrero de 2011

Paseo de las Estrellas

 

Lo que va a poner el Ayuntamiento alrededor del Falla, eso que creo que se llamará el paseo de las estrellas, me parece, de entrada, una horterada: no entiendo que deba dársele al Carnaval más importancia de la que tiene, que ya es mucha. Pero si eso ya no tiene remedio, hay que hacer unas puntualizaciones.

En principio, no entiendo por qué tienen que ser catorce; ¿Es que después de catorce ya no va a haber más gente que haga buenas coplas? Si es así, yo lo dejaría sólo en tres; y si no, si se queda abierto, me temo que ocurra como con el Antifaz de Oro: como un premio a la antigüedad; y a partir de ahí, una porquería: cada año cuatro Antifaces y cuatro Estrellas. Y dentro de diez o doce año, hasta los camareros del ambigú tendrán Antifaz, Estrella, Baluarte, será pregonero o Momo; porque tantos carnavaleros no hay para tantos premios; y como aquí no queremos que se galardone a nadie que no pertenezca a este mundo, pues eso.

Pero bueno: vamos a centrarnos en que sólo deben ser catorce. Entonces habrá que circunscribirlo sólo a autores; porque estamos hablando de coplas, me parece. Si no es así, no se haría en el Falla. Y si son coplas, se valorará a quienes las hacen; es decir: letristas y músicos.

He visto en el Diario las primeras votaciones de la encuesta (Gracias Jesús por acordarte de mi hermano y de mí; pero mi premio es que la gente cante mis coplas; y si no las cantara es porque he sido un mal autor) y he visto los votados; y me ha dado la impresión de que catorce son muchísimos; porque a partir del cuarto, los entrevistados ya empiezan a rellenar. Una pena.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Andaluces

 

                               (Tal como lo recibo, lo difundo)

Estoy harto. Tan harto que ya no sé si decirlo, escribirlo, gritarlo, o ponerlo con hache intercalada.
Harto de que a los andaluces se nos etiquete de vagos, sin criterio, apesebrados, subsidiados o incultos.
Harto de que se nos asocie únicamente con el flamenco, la juerga, los toros y el vino.
Harto de Loperas y musho-beti, de cuentachistes, de famosillos de tercera división, de Malayas y Faletes.
Harto de ver en las series de televisión los papeles de criada analfabeta o tontito con acento andaluz (¿y ningún presentador de informativo con nuestro acento?).
Harto de ver programas de zapping con el patético programa de Juan y Medio mofándose de nuestros ancianos en busca de pareja, dando la imagen de personajes grotescos.
Harto de nuestra imagen de sociedad subsidiada, cateta y sin criterio. Cansado de que se menosprecie nuestro acento.
Harto de ver andaluces que únicamente triunfan en el programa de Patricia, Gran Hermano y similares.
Harto de Jesulín, de Pozi, de Pantojas y Jurados. Harto del risitas y el peíto, de Romerías del Rocío y Feria de Abril.
Harto de la duquesa de Alba (a la que hicieron hija predilecta de esta tierra, tócate los pirindolos) de su hija, de sus hijos, de su yerno y sus trajes de flamenca.
Harto de toreros que se lían con fulanas, del botijo y la pandereta.
Harto, cansado, hastiado, aburrido me tienen.
Ojalá alguna vez los medios se acuerden de los millones de andaluces que se levantan cada mañana para levantar esto, o de nuestros padres y abuelos que emigraron hace décadas a Suiza, Cataluña y País Vasco para trabajar donde nadie quería.
Ojalá quien habla de nuestra incultura se acuerde de Séneca, Maimónides, Averroes, Góngora, Bécquer, Alexandre, Lorca, Juan Ramón Jiménez, Machado, Falla, Zambrano, Picasso, Velázquez, Murillo, Alberti, Carlos Cano, Gala, Luis Rojas Marcos, García Montero, Sabina…
Ojalá se acuerden de que hablamos con acento andaluz abogados, marineros, médicos, albañiles, arquitectos, camareros, taxistas, prostitutas, jueces, enfermeras, empresarios, policías, obreros, agricultores, se acuerden de millones de personas que se parten los cuernos cada día desde Palos hasta el Cabo de Gata, millones de andaluces que siguen haciendo Andalucía más allá de Despeñaperros…
Ojalá este post lo leyera mucha, mucha gente. Ojalá diera la vuelta al mundo, aunque me temo que se quedará perdido en el inmenso océano de internet.
También podría suceder que este post se expandiera por la red, que los andaluces lo enlazaran a través de facebook, tuenti o twitter, que se difundiera por email y llegara todos los rincones del mundo, eso ya lo dejo en tus manos.

José Luis Cruz Soto
Dpto. de Informática y Análisis Numérico.
Campus de Rabanales.
Ed. C2, planta 3, ala este. Universidad de Córdoba.
14071 Córdoba.

Ataques a la Libertad

Esta carta la he enviado al Diario de Cádiz esperando, en nombre de esa libertad de expresión, que me la publiquen.


Señor director: qué jaleo con la agresión a Fernando Santiago. Hasta yo me he visto involucrado por meterme a abogado del Diablo; pero después me he reído. Primero por escuchar decir que esa agresión es un ataque a la Libertad de Expresión. No he escuchado cosa más ridícula. Creo que es que nos aburrimos mucho. ¿Si dos que discuten por el Madrid y el Barcelona terminan a piñas, también diremos que es un ataque a la Libertad de Expresión? Ese hombre es que estaba harto de los comentarios irónicos de Fernando y lo más seguro es que los hubiera interpretado mal. O cualquiera sabe lo que ha pasado por su cabeza; pero convertir eso en un problema internacional, me parece exagerado.

En principio, usted y yo tenemos que estar de acuerdo en que la libertad de expresión es un título o una frase; pero existir, no existe. En la Prensa, como en la vida, manda el capital; y los capitalistas (las grandes empresas) son los que dictan qué se debe y no se debe publicar. A mí (cuando era articulista) me llamó la atención el Diario por meterme con Telefónica; y me hizo entender por medio de un directivo, que mientras Telefónica metiera dinero en el Diario en publicidad, había que respetarla; es así de simple y de triste para la gente.

Fernando Santiago ha trabajado mucho por poner un candado en la Plaza de España, pero sólo ha sido un acto de cara a la galería: para que los ciudadanos nos lo creamos; porque él también sabe que esa es una batalla perdida; y que por mucho que presumamos, quien tiene el poder tiene todas las libertades; y nosotros, los ciudadanos, mientras tengamos que comer, sólo disfrutamos del derecho al pataleo. Es más, cuando me echaron del Diario, le mandé una carta y el artículo que me censuraron y ni se dignó contestarme: sabía que no había nada que hacer.

Por eso me gustaría que se tomaran las cosas en su justa medida y no las sacáramos de quicio; y los periodistas que no se crean que vayan a conseguir algo por concentrarse a favor de una persona que ni siquiera considera que los fotógrafos deban pertenecer a la APC. Hacer teatro no conduce a nada.

¡Ah! También me gustaría que cada vez que una bestia “humana” matara a una mujer, se concentraran los periodistas a la puerta de la redacción aunque fueran cinco minutos; que esos sí que son ataques a la libertad.

Respuesta

Esto es lo que me ha contestado el director del Diario. Por supuesto, le he dicho que no hace falta que la publique. Lejos de mí está el querer complicar a una persona en mis cuitas.

Querido Paco. Me gustaría publicar tu carta pero sin hacer mención al episodio que viviste con el Diario porque es un asunto sobre el que creo no merece la pena echar más leña al fuego.

sábado, 29 de enero de 2011

Soleares del emigrante

 

Tus lágrimas en la arena

son gritos en el desierto.

Tú no me llores, mi mora:

pa esta vía, mejor muerto.


Si te embarcas, yo me embarco;

si te “quea” en tierra, yo me “queo” en tierra.

Hasta la muerte contigo

porque tu guerra es mi guerra.


Soñaba con un barquito

que en las olas se mecía;

pero la mar traicionera

sus sueños se tragaría.


Dioses y reyes te dicen

que somos todos hermanos;

pero en el fango te hundes

y nadie te echa una mano.

martes, 25 de enero de 2011

Cosas que me cuentan

Me cuentan que el agresor de Fernando Santiago es el padre que ha estado bregando para que le bajaran un poco la acera, porque su hija, en silla de ruedas, no podía salir a la calle. Me cuentan que Fernando hizo un artículo poniéndose de su parte, pero después dijo que como ese hombre era obrero de Delphi, le daba igual lo que le pasara a él y a su hija. También me cuentan que dijo que ese hombre "Se merece la hija que tiene" Y me cuentan cosas peores que no me atrevo a poner aquí.

Intento, por todos los medios de que dispongo, que me confirmen esos extremos; Si son ciertos, el candado de la Plaza de España, ese de la "Libertad de expresión" habría que colgárselo al cuello un par de años para que aprenda que esa libertad no es para, tras el burladero de un periódico, insultar y escupir veneno.

Ya vimos de lo que fue capaz con Carlos Díaz: que con la ayuda de los carnavaleros y la parte siesa del PSOE, lo echó de la alcaldía a base de artículos incendiarios.

Y ahora él se cachondea consigo diciendo que es un perdedor; pero en verdad lo es y no soportó nunca que Carlos le ganara las elecciones ni que Barroso fuera alcalde de Puerto Real. Por eso se quiere curar de las frustraciones atacando a los obreros en cuanto éstos intentan materializar cualquier protesta.

Creo que sería un buen caso psiquiátrico.

lunes, 10 de enero de 2011

Falsos méritos

¿Cómo serán los chavales que portan la "Cruz de los Jóvenes"; ésa que les legó el papa Juan Pablo II para que la pasearan por el mundo y que ahora vienen aquí? ¿Cumplirán los Mandamientos a rajatabla? ¿Santificarán las fiestas? ¿Reservarán (conviviendo juntos como conviven) sus apetencias sexuales sólo para la procreación? ¿Vivirán en la Fe, la Esperanza y la Caridad? ¿Practicarán la Prudencia, la Justicia, la Fortaleza y la Templanza? ¿Enseñarán al que no sabe? ¿Perdonarán las injurias? ¿Pondrán la otra mejilla...? ¿Se creerá el Papa de verdad que esos chavales hacen todo eso? ¿A quién quieren engañar?

domingo, 9 de enero de 2011

Jamón para los demás

Ya se sabe que para la industria y el progreso es bueno abrir mercados en el extranjero; pero hay que ver de qué productos y dónde se abren esos mercados. Me parece que la manía de querer llevar jamón a EE.UU y a china es de incautos: en España no hay tierra suficiente para criar, en un año, los cerdos que sólo un 1% de chinos se comerían en un día como les guste el jamón. A ver si dentro de diez años va a ser más barato ir a New York y tomarse una cerveza y un platito de jamón, que tomarlo en la calle Veedor. Yo no es por ná, pero de las cosas buenas de un país, deberían disfrutar, primero, los indígenas; y, de lo que sobrare, se le mandaría algo al resto del mundo. ¿No os parece?

De corruptos y otras yerbas

A estas alturas ya todo el mundo se habrá dado cuenta de que el arte de la política está por los suelos gracias a los políticos. Y no me refiero a la crisis: eso no hay político que lo arregle porque donde manda el dinero no cabe la política puesto que no la dejan entrar. Me refiero a la corrupción con la que nos desayunamos casi a diario y que nadie se hace cargo de ella y del asunto de los políticos tránsfugas que siguen formando parte de las listas sin el menor pudor por parte de ellos y sin la menor vergünza por parte de los partidos. Por eso viene bien este pasodoble que escribí para la chirigota Don quijote con Cervantes y colorantes, de los hermanos Carapapa.

Pasodoble

De nuevo habrá una campaña
con mítines y con fotos.
Y de nuevo iremos con mil promesas
a hacer colas en las mesas
con las ilusiones presas
y los corazones rotos.

De nuevo una papeleta
de esperanza irá repleta
para llevar a su meta
a los que piden el voto.
Y de nuevo habrá un recuento
y ninguno habrá perdío:
que los que viven del cuento
lo tienen bien aprendío.

Un escaño.
Quién me dice cuánto cabe en un escaño
de avaricia, de promesas incumplidas y de engaños.
Cuántos jóvenes después de haber votao
tienen que irse de su tierra
sin trabajo y humillaos.
Sí; es triste hacer el idiota
por confiar en capullos
o confiar en gaviotas.
No; no creas lo que prometen:
la papeleta del voto
es más útil colgá en el retrete.

Papeleras y pulmones

 

Mi amigo Antonio Pérez Sauci, en su página de hoy, ha escrito que él está de acuerdo con Vicente Sánchez y que los ciudadanos deberían denunciar a los vándalos que destrozan los bienes de la Ciudad. Pero un capítulo más abajo, critica a la ministra de Sanidad por animar a los ciudadanos a denunciar a los que fumen en lugares prohibidos. Me gustaría que me explicara por qué transgredir una ley es peor que trasgredir otra; y por qué una papelera tiene que ser más importante que unos pulmones.

Por otro lado, mientras que a doña Teófila la llama “señora alcaldesa” a la Ministra la llama “la paje Pajín” en un ejercicio totalmente machista; porque de eso se trata: si la ley parte de un hombre, no pasa nada: se critica o se acepta; pero si parte de una mujer, sea Chacón, Pajín, Sinde o Aído, hay que criticarla pero al mismo tiempo ridiculizando a ellas. Cada vez se nota más el miedo que tienen muchos de que ellas demuestren que valen más que nosotros; y por eso hay que hacer lo mismo que hicimos con los negros: minusvalorarlos; pero tarde o temprano la razón se abre camino y pone las cosas en su sitio; y a todos los que decían (y dicen) que la raza negra es una raza inferior y por eso la esclavizamos en su día, los invito a que den un paseíto por Columela y cuente cuántos negros hay con gafas, con menos de 1’70, con la dentadura mala o calvos; teniendo en cuenta el hambre que les hemos hecho pasar los europeos desde que nacieron.

sábado, 1 de enero de 2011

¿Es ilegal bajarse canciones?

Desde la Revolución Industrial, allá por la mitad del siglo XVIII a eso de las tres de la tarde, hasta nuestros días, cada vez que se inventa una máquina, significa más producción y menos obreros trabajando.
Nadie crea que los inventos son para mejorar nuestras condiciones de vida, sino para aumentar la producción y los beneficios del empresario. Es decir, que inventos democráticos no ha habido nunca. Y por mucho que los obreros hemos protestado, o nos han reprimido o, simplemente, no nos han hecho caso; y aunque la lucha ha dado frutos y los obreros vivimos diez veces mejor que en el siglo XVIII, los capitalistas viven cien veces mejor.
Pero ahora resulta que se ha inventado, en el siglo XX, algo verdaderamente democrático; algo que, aunque parezca una tontería, nos iguala a todos: Internet. Ante un ordenador y conectados a Internet, todos o casi todos, somos iguales y tenemos los mismos derechos a beneficiarnos de sus ventajas. Y eso, los de siempre, no lo pueden consentir. Porque en la Industria, cada vez que sale al mercado una nueva máquina y van diez o doce obreros a la calle, a nadie parece importarle; y sin embargo, porque nosotros ahora nos bajemos canciones gratis y un tontín no se pueda comprar una casa en Miami, todo el mundo quiere poner el grito en el Cielo. Porque damos por hecho que un señor que escribe canciones debe ser millonario y el que las canta, multimillonario. Porque parece que son las profesiones más importantes de la vida. Y con lo demás: libros, películas… Pasa lo mismo; y en seguida te amenazan con que se acaba la creación; y yo pregunto ¿Hace falta tanta creación? ¿Después de Velázquez hizo falta que la gente siguiera pintando? ¿Después de “ojos verdes” hicieron falta más canciones? Sin embargo siguen haciendo falta mesitas de noche, así que los que no se puedan hacer millonarios escribiendo pamplinas, que lo intenten montando una carpintería.
Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain