sábado, 15 de mayo de 2010

Contratos pos-Carnaval

El amigo Pérez Sauci, a quien le tengo exactam1941 Los Mercaderes de Damascoente el mismo cariño que él me tiene a mí, suele poner en su página de los sábados en el Diario, lo que ganan por actuar y las veces que actúan las agrupaciones de carnaval.

Como esa fijación no la tiene con los demás artistas gaditanos: El Barrio, Andi y lucas, Kiko y Sara, Nández, David Palomar, El Niño la Leo…Cabe pensar que es que le da coraje que los comparsistas se busquen la “vía”.

Y yo me pregunto ¿Por qué no publica también las veces que estos chavales cantan a beneficio de asociaciones varias? ¿Por qué no nos cuenta cuántos artistas de los otros se “mojan” en festivales benéficos por cada agrupación que lo hace?

miércoles, 12 de mayo de 2010

Medidas

Si habéis escuchado las “valientes” medidas que ha “tenido” que tomar Zapatero para ahorrarle al País 15.000 millones de euros, comprobaréis que llevaba razón mi artículo de más abajo titulado Ser obrero: de nuevo nosotros, los obreros, vamos a sacar a España de la ruina; y yo os conmino a que os sintáis orgullosos. Sé que la indignación de pensar que pensiones de 400 euros se van a quedar congeladas, puede más que lo que yo pueda decir aquí, pero me gustaría que no se nos notara en el semblante esa indignación y que dijéramos con satisfacción que España nos pertenece. Ni a los que cantan himnos ni a los que ondean banderas: nos pertenece a nosotros. No permitamos nunca que alguien que no sea obrero nos hable de la Patria como sólo ellos nos acostumbran a hablar. No seamos necios; que una cosa es ser obrero aunque se sea analfabeto y otra es que nos dejemos engañar por la palabrería de quienes estudiaron para aprovecharse de nosotros. Y al que me diga que esto es demagogia, le digo que sí, que sí, pero que España es nuestra.

martes, 11 de mayo de 2010

Razonamiento político

Cada vez que alguien de la Derecha pide al Gobierno que adopte medidas “valientes”, lógicamente se está refiriendo a que congele las pensiones, abarate el despido, congele los salarios a los funcionarios, atrase la edad de la jubilación, elimine el subsidio por desempleo y, en fin, todo lo que concierne a eliminar tantísimas conquistas obreras y sociales que nos están llevando a la ruina . Porque decirles a los banqueros que moderen un poquito sus ganancias, molestar a los que tienen su dinero en Suiza o regular las millonarias pensiones de los altos cargos, son medidas “cobardes” que un gobierno decente no debe nunca adoptar.

Documento carnavalesco

Éste es el famoso “Charlot”, la copla compuesta por Enrique Villegas y que popularizó Antonio Trujillo el Catalán.

Quizá no se pueda leer bien; la he arreglado todo lo que he podido pero, bueno, sigue siendo un documento.

Puede usarlo quien lo desee.

Charlot

lunes, 10 de mayo de 2010

Palabras equivocadas

Una palabra que se presta a confusiones al utilizarla es el sustantivo Gente.

Gente, al hacer referencia a un grupo de personas, lleva implícito el plural. No se debe decir: “muchas gentes”, porque ya gente significa “muchas personas”.

En un anuncio he leído: “Cádiz, sus gentes” y está mal.

En el lenguaje coloquial, solemos decir “Fulano es ‘buena gente’”, cuando, en realidad, deberíamos decir ‘buena persona’.

 

Bajada de Internet

El esfuerzo

Hay frases graciosas, ingeniosas, irónicas, demagógicas… Yo soy un forofo de una que suelen decir los políticos a cada dos por tres; y es: “hemos hecho un esfuerzo”.

Cada vez que arreglan una calle, rehabilitan una vivienda, construyen un pabellón o compran papeleras, es decir, cada vez que hacen algo para lo que han sido elegidos, sueltan la frasecita. Unas veces acompañada del adjetivo “económico”, y otras del adjetivo “presupuestario”, éste más elegante. Y en ninguno de los dos casos significa nada. Claro está que siempre hay carajotes receptivos a ese tipo de lenguaje y el político en cuestión cala en sus almas con esa frase; pero de verdad que meVivienda gaditana gustaría que alguien me explicara dónde está el esfuerzo en mirar el cajón del dinero; si lo hubiera, se emprendería una obra; y si no lo hubiera, a esperar a que lo haya. ¿Tanto trabajo es llamar al banco y preguntarle si hay préstamo o no lo hay? ¿También van a querer los concejales un plus por hacer eso?

¿Acaso el esfuerzo económico consiste en hacer un escote entre el alcalde y los concejales  y pagar la obra?

La mayoría de las veces el esfuerzo lo hace la empresa que lo realiza; que tarda un año en cobrar.

domingo, 9 de mayo de 2010

Ser obrero

Antes que nada diré que si me tocara una Primitiva, no le haría asquitos. Es más, estoy loco por que me toque porque tengo muchos proyectos y me gustaría, por el bien de mucha gente, que se vieran realizados.

Una vez hecha esta declaración (que muchos no creerán), voy a dejar claro que me siento muy orgulloso de ser obrero y nunca quise ser otra cosa.

Voy por la calle, veo reportajes en la tele y fotos de ciudades en las revistas y se me inflama la sangre de ver todo lo que hemos sido capaces de hacer los obreros.

Lo hemos hecho todo (bueno…Menos las guerras); pero lo demás…Ya digo: todo.

Todo se ha hecho con nuestro trabajo. Con el dinero que generamos los que trabajamos, propiciamos que unos estudien las carreras que hacen que todo evolucione. Es decir, con el dinero que generamos, estudia un chaval para arquitecto; y después, con nuestra mano de obra, levantamos el edificio que el chaval proyecta a cambio de una ínfima parte de el dinero que hemos generado ¿No es para sentirse orgulloso? Después, si nos queremos comprar una parcela de ese edificio, como no nos alcanza para pagarlo al contado, vamos al banco y a base de intereses, volvemos a generar riqueza para los banqueros ¿No es maravilloso?

Pero lo grande, lo insuperable es que si nuestra cartera enferma de inanición, no necesitamos que ninguno de esos que se aprovechan de nuestro trabajo, nos eche un cable; más tarde o más temprano, nos recuperamos. Pero si el bajonazo lo sufren todos los que se aprovechan de nuestro trabajo, somos nosotros, a cambio de nada (ni las gracias) los que los sacamos del apuro y evitamos que tengan que vender las mansiones que nosotros, con el dinero que generamos, les hemos regalado .

Si eso no es para sentirse orgullosos, no creo que haya ya nada que nos levante el ánimo. Además, con esas credenciales, ¿Algún malnacido capitalista me va a mirar a mí por encima del hombro? Le hago un pasodoble y lo hundo.

Obreros

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain