domingo, 31 de octubre de 2010

Marcelino

Tras la muerte de Marcelino Camacho, los mismos que están demonizando a los sindicatos; los que ante una manifestación miran para otro lado para no mezclar su buen nombre con la lucha obrera y los que quisieran matar a todo el que hace huelga, son los que se han apresurado a devanar  la madeja de los elogios en torno a su figura: la hipocresía sigue siendo un deporte más rentable que el fútbol a juzgar por la cantidad de practicantes que tiene.

2 comentarios:

  1. Camarada Marcelino, Historia de la Política por merecimiento y por justicia, una palabra que amaste tanto, y que tanto esquivan. Descanse en paz.

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain