viernes, 26 de noviembre de 2010

Luchar por el futuro

 
No es que los humanos seamos vagos, es una cuestión práctica: creo que el ideal de casi todo el mundo es poder vivir sin doblarla. No dispongo de datos concretos, pero tengo la ligera impresión de que si nos hicieran una encuesta preguntando si preferiríamos trabajar o no trabajar cobrando lo mismo, más de la mitad de la población se apuntaría a esa bicoca.
Entonces digo lo siguiente: si conocemos a algún privilegiado que haya conseguido eso, deberíamos aplaudirle antes que criticarle ¿No? ya que ha conseguido lo que casi todos buscamos. Lo siguiente sería enterarnos de cómo se lo ha montado, para ver si podemos nosotros apuntarnos a lo mismo. Lo que hagamos después depende de la respuesta del señor privilegiado; y si nos enteramos de que quien le paga al señor privilegiado es el Gobierno a costa de todos nosotros, lo normal es que nos lancemos contra el Gobierno y le digamos que tararí que te vi; que o todos moros o todos cristianos; pero al señor privilegiado no debemos acusarle de nada porque de nada tiene que responder ni arrepentirse: “Oiga, yo he pedido y me han dado; pidan ustedes”, nos dirá con razón.
No conozco a ningún parado que al ofrecérsele un trabajo diga que se lo den a su vecino que le hace más falta que a él. Ni ninguno que diga que le den la mitad de lo que le pagan, y que la otra mitad se la den a otro que también tenga necesidades ¿Por qué entonces queremos que los de Delphi dejen de cobrar lo que les prometieron y que se abstengan de manifestarse por un puesto de trabajo? ¿Por qué nos molesta que esas personas luchen por su futuro? Entre ese colectivo habrá de todos los tipos de personas como los hay en el gremio de farmacéuticos o entre los curas (por citar dos grupos sociales) pero lo que tienen se lo prometieron los políticos y son ellos los que tienen que dar explicaciones; y me parece a mí que es más humano descubrir y correr a gorrazos a los que no supieron administrar ese problema y empezaron a regalar dinero de todos, que dejar a todas esas familias sin comer.
Ahora bien, como llevo siendo obrero desde los trece años y sé cómo respiramos, me da la impresión que se seguirá criticando a ese colectivo antes de hacer lo debido; si lo sabré yo…

3 comentarios:

  1. Lo ha explicado..."fácil, sencillo y para toda la familia" :)

    A veces las cosas son tan sencillas, que cuesta creer que la gente no las vea.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo. Quizá algún día todos los ministros expliquen las cosas así.

    ResponderEliminar
  3. Querido Paco, con el final estoy totalmente de acuerdo, pero el principio (me refiero al inicio, no a los principios), en absoluto estoy lo estoy, tal como usted lo expone, si yo estoy tomándome un café y me levanto para ir al W.C. dejando la cartera en el asiento, la culpa es mía si alguien se la lleva y no del chorizo que me la expropia, o si yo me hago el remolón en mi trabajo y a fin de mes cobro lo mismo, resulta que soy un artista, pues que quiere que le diga, en mi opinión en el primer caso, yo puede que sea más o menos despistado, pero el golfo es aquel que se la lleva y en el segundo yo seré un geta que le está robando no ya a mi empresa, que ya es grave, sino a mis compañeros que tendrán que sacar el tajo que yo con mi actitud e ineptitud no he conseguido sacar, por lo tanto y le ruego me disculpe si le molesto, me alegro de que no haya sido usted mi profesor de ética (antes Espíritu Nacional, recuerda).Saludos

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain