martes, 16 de agosto de 2011

El crack

La visita del Papa no es una visita pastoral; es un esperpento entre lo que se monta para recibir a un jugador de los llamados "crack" y las relaciones comerciales de empresas patrocinadoras; es decir, espectáculo y negocio. Un espectáculo carísimo para los españoles al que le falta lo principal: el espíritu evangélico. Pero los católicos son como todo el mundo: lo que les mueve es un cachondeo.

4 comentarios:

  1. Ni que lo digas.
    Has dado en el santo clavo.
    Para mí lo más esperpéntico de todo es el diseño de los confesionarios y su ubicación en la calle.
    En fin, que su dios los coja confesados.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un breve inciso en forma de pregunta: ¿Alguna vez esta gente ha dado ejemplo de humildad y modestia? Porque a los que han hecho algo parecido alguna vez, como Teresa de Calculta, la han considerado una excepción, una misionera, un "agente externo", aunque afín a la causa...

    ResponderEliminar
  3. Paco, he hecho una entrada con la letra de los cegatos, de la visita del papa. Por si quieres echarle un vistazo.

    Saludos mañaneros

    ResponderEliminar
  4. Leyendo la entrada en el Blog de mi amiga María, he llegado aquí y además de estar de acuerdo contigo en esto de la visita Papal, quiero dejarte un saludo.

    Marisa

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain