lunes, 26 de julio de 2010

La oración


Lo venía diciendo hace tiempo: el Rey debería ir al Patrón a pedirle (en serio) que arregle España; porque Zapatero no sabe y Rajoy no va a saber.
Menos mal que me ha hecho caso y ha ido. Y le ha dicho (en serio) que si no le da vergüenza que en su país de acogida esté la cosa como está y que si no le entra na por el cuerpo al ver que hay cuatro millones de parados.
Menos mal: ya podemos dormir tranquilos. A partir de ahora veremos cómo no vamos a necesitar ni elecciones ni parlamento ni nada. Todo va a funcionar a las mil maravillas y nos vamos a preguntar que por qué no ha ido antes a rezar y a hacerle (en serio) ese encarguito al Apóstol. Veremos cómo los bancos, los mercados (que nadie sabe qué son) y todos los que tienen el poder, van a caer en la cuenta de que se están pasando un pelín (sin mala voluntad, claro está) y que están a punto de volvernos a situaciones y estados del siglo IXX. Pero no por ellos, sino porque a lo peor han estado mal asesorados. Y veréis como rectifican y empiezan a desfacer todos los entuertos que ficieron.
Desde luego, al Rey, por un despiste sin importancia, se le ha pasado señalarle a Santiago quiénes son los culpables. Pero como todo esto ha sido sin mala intención, tampoco hacía falta. Así que ya sólo falta esperar que se obre el milagro y dentro de poco saldremos todos gritando ¡viva el Rey y viva Santiago! Y si la oración falla (que no fallará) Siempre nos quedará del Bosque.

5 comentarios:

  1. ole la ironia gaditana paco. caiii!!

    ResponderEliminar
  2. Estamos volviendo (los obreros) al siglo IXX en cuestiones laborales; pero, por supuesto, con más ricos y muchísimo más ricos que los de entonces. Seguro que nos gusta la experiencia.

    ResponderEliminar
  3. Y digo que nos va a gustar la experiencia porque los obreros, además de obreros, somos masoquistas.

    ResponderEliminar
  4. Llamadme pesimistas, pero yo no dejaba muy lejos el número de Vicente Del Bosque, por si como refuerzo hiciera falta un gabinete especializado. Por supuesto, también necesitaríamos a Pepe Reina, porque el chaval sabe hablar divinamente en público. Bueno, y al pulpo, por descontado.

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain