martes, 31 de agosto de 2010

Qué pechá de Carnaval

Sigo con el capricho de insertar capítulos de aquel libro que publiqué hace algún tiempo.

 

“…Pero tenemos que reflexionar en que si esto es una diversión de una época del año o, por el contrario, es lo más importante de la vida en cuyo desarrollo estamos poniendo en juego nuestro prestigio como artistas y como personas. Una reflexión sencilla que nos ponga en el camino de descubrir que más allá del Concurso existe una vida que merece ser saboreada con deleite y que la competición no nos debe quitar la perspectiva desde la que poder ver que esto, comparado con todo lo que tenemos que emprender para satisfacer, no sólo nuestras necesidades individuales, sino las que nos presentan cada día los nuestros, no tiene mucha importancia.

He dicho antes que adoro el Concurso y que pelearé como pueda para hacerlo más grande, pero tengo claro que el Concurso no puede superarme a mí y a mi vida. Yo debo estar siempre en condiciones de tomar decisiones y de mantener esta afición en el nivel que debe estar.

Aunque hay aficionados que no te permiten una independencia; que creen que los que fabricamos esto cada año estamos a su servicio y no tenemos otro remedio que el de aguantarnos con todo lo que quieran hacer con nosotros.

Por lo visto, para ese tipo de personas (los he llamado aficionados arriba pero, en realidad, son parásitos que demuestran su inutilidad aprovechándose de lo que hacen los demás) para ese tipo de personas, repito, hacer unas músicas y unas letras; ensayarlas durante unos meses y cantarlas con un disfraz decentito financiado por uno mismo es algo tan fácil que está al alcance de cualquiera y, además, creen que es nuestra obligación y nunca una decisión libre por el afán de divertirnos…”

                                                                                                                                                                         (Continuará)

2 comentarios:

  1. Realmente me siento identificado perfectamente con todo lo que ud dice, a mí me sucede exactamente lo mismo (aunque es evidente que no doy su nivel) pero me piden continuamente que les haga pasodobles, cuplets, y alguno que otro intenta de que colabore montando. Ellos piensan que estamos a su servicio, como bien dices Paco,
    y hay que utilizar un poco la mano izda para dar algún que otro capotazo para que no se enfaden, porque entre otras cosas yo tengo mi otro hobbi que es(la pesca) que es la que me quita el stress y no estoy dispuesto a abandonarla por estos pidiones.!!tomaté una cervecita Nico¡¡
    salu2

    ResponderEliminar
  2. Se me vienen las imágenes del bufón que siempre tiene que tener una buena gracia a punto, o el poeta que ha de ser genial en cuanto el rey le pide que abra la boca... No sólo vamos a ser "modernos" por tener un teléfono que hace fotos, ¿no?

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain