miércoles, 2 de febrero de 2011

Andaluces

 

                               (Tal como lo recibo, lo difundo)

Estoy harto. Tan harto que ya no sé si decirlo, escribirlo, gritarlo, o ponerlo con hache intercalada.
Harto de que a los andaluces se nos etiquete de vagos, sin criterio, apesebrados, subsidiados o incultos.
Harto de que se nos asocie únicamente con el flamenco, la juerga, los toros y el vino.
Harto de Loperas y musho-beti, de cuentachistes, de famosillos de tercera división, de Malayas y Faletes.
Harto de ver en las series de televisión los papeles de criada analfabeta o tontito con acento andaluz (¿y ningún presentador de informativo con nuestro acento?).
Harto de ver programas de zapping con el patético programa de Juan y Medio mofándose de nuestros ancianos en busca de pareja, dando la imagen de personajes grotescos.
Harto de nuestra imagen de sociedad subsidiada, cateta y sin criterio. Cansado de que se menosprecie nuestro acento.
Harto de ver andaluces que únicamente triunfan en el programa de Patricia, Gran Hermano y similares.
Harto de Jesulín, de Pozi, de Pantojas y Jurados. Harto del risitas y el peíto, de Romerías del Rocío y Feria de Abril.
Harto de la duquesa de Alba (a la que hicieron hija predilecta de esta tierra, tócate los pirindolos) de su hija, de sus hijos, de su yerno y sus trajes de flamenca.
Harto de toreros que se lían con fulanas, del botijo y la pandereta.
Harto, cansado, hastiado, aburrido me tienen.
Ojalá alguna vez los medios se acuerden de los millones de andaluces que se levantan cada mañana para levantar esto, o de nuestros padres y abuelos que emigraron hace décadas a Suiza, Cataluña y País Vasco para trabajar donde nadie quería.
Ojalá quien habla de nuestra incultura se acuerde de Séneca, Maimónides, Averroes, Góngora, Bécquer, Alexandre, Lorca, Juan Ramón Jiménez, Machado, Falla, Zambrano, Picasso, Velázquez, Murillo, Alberti, Carlos Cano, Gala, Luis Rojas Marcos, García Montero, Sabina…
Ojalá se acuerden de que hablamos con acento andaluz abogados, marineros, médicos, albañiles, arquitectos, camareros, taxistas, prostitutas, jueces, enfermeras, empresarios, policías, obreros, agricultores, se acuerden de millones de personas que se parten los cuernos cada día desde Palos hasta el Cabo de Gata, millones de andaluces que siguen haciendo Andalucía más allá de Despeñaperros…
Ojalá este post lo leyera mucha, mucha gente. Ojalá diera la vuelta al mundo, aunque me temo que se quedará perdido en el inmenso océano de internet.
También podría suceder que este post se expandiera por la red, que los andaluces lo enlazaran a través de facebook, tuenti o twitter, que se difundiera por email y llegara todos los rincones del mundo, eso ya lo dejo en tus manos.

José Luis Cruz Soto
Dpto. de Informática y Análisis Numérico.
Campus de Rabanales.
Ed. C2, planta 3, ala este. Universidad de Córdoba.
14071 Córdoba.

7 comentarios:

  1. Sr. Cruz Soto, casi totalmente de acuerdo con Vd. , pero ¿Qué tiene que ver que se hable de la Feria de Sevilla, con el resto de lo expuesto?, si se le llega a ocurrir nombrar el Carnaval, le cae a la del pulpo, se lo digo por experiencia, que no se puede imaginar como se las gastan mis paisanos en cuanto le mojan la oreja, porque si no lo sabe yo se lo digo, los más graciosos, más simpáticos, más amables, lo más todo de todo somos los gaditanos y quien no esté de acuerdo lo lleva crudo, y le puedo asegurar que hay algunos que como decía mi madre, “han sido jodidos por el trasero”. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues lleva toda la razón. La imagen de los andaluces y andaluzas está por los suelos. ¿Quién era la criada en Médico de familia? (como decía el Aragón en los Yesterday); el otro día vi la película 7Minutos, el único personaje que hablaba con acento andaluz era un presidiario. Pero creo que debemos hacer examen de conciencia y ver hasta qué punto los propios andaluces permitimos y fomentamos eso. Estando una vez en Zamora en una reunión alguien dijo, refiriéndose a mí: habla habla, veréis qué acento más gracioso. Todo el mundo esperaba una gracieta, y les cayó un chaparrón. Nadie ridiculiza ni menosprecia el acento gallego, vasco o catalán ¿por qué vamos permitir los andaluces otra cosa?

    ResponderEliminar
  3. Ya lo dije en otro blog que también publicó este texto y que no recuerdo cual era. Está muy bonito todo esto de pedir que nos respeten desde más allá de Despeñaperros, pero ¿nos respetamos nosotros mismos? ¿No nos reímos del vecino del pueblo de al lado porque no pronuncia la "s" y la cambia por la "j"? ¿No se ríen los de ciudad del "paleto" de pueblo? Respetémonos primero entre nosotros y luego podremos pedir que nos respeten. (Uf, que me cabreo con este tema).

    ResponderEliminar
  4. Me ha recordado a esto que me mandaron hace unos días:
    http://www.youtube.com/watch?v=AHnbuvrzPfo

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pues con permiso, lo copio y me lo llevo a mi blog.
    Porque servidora también estoy harta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. ¿Se dice "servidora estoy harta" o "servidora está harta"?
    Creo que lo segundo, así que ruego me disculpen la patada a la gramática.

    ResponderEliminar
  7. Mi admirado Paco, en la mañana de hoy, al despertar, como no había necesidad de poner los dos pies en el suelo, tomé un cinta del año 2004 (chirigota: este año nos coje el toro, de Chiclana), le digo esto para que sirva como fecha de referencia, y en Canal Sur Radio ese mismo año y en una tertulia de domingo por la mañana, estaban dialogando tres interlocutores (espero y deseo por el bien de la profesión que no fuesen Periodistas, porque si es así apañados vamos), el caso es que estaban hablando sobre la capitabilidad de la cultura de Málaga y comentaba uno de ellos: en Málaga han abierto una exposición de “Jordi Tejidó, Jordi Tesidó” a lo que rápidamente otro de los interlocutores y saliendo al quite dijo Jordi Teixidor, por fin pude enterarme (yo que no soy precisamente una persona de las llamadas cultas) de que estaban hablando del pintor valenciano, luego entonces mi querido amigo, si esto ocurre en una emisora de ámbito estatal, pagada por todos los andaluces y nadie manda a hacer puñetas a nadie, que esperan que piensen de nosotros.

    De otra parte, Elena, yo que llevo muchos años fuera de Andalucía, deseo decirle que la simpatía que lleva acompañada nuestra pronunciación y que yo después de casi cuarenta años fuera no he perdido y conservo gracias a Dios, no está para nada reñida con la educación, formación ni cargo que uno puede ostentar (conozco gente andaluza y de nuestra provincia para más señas que al minuto de estar con ellas, se les notas de donde son, y ocupan puestos superimportantes y que por motivos obvios no voy a nombrarles. Saludos Paco y sigo escuchándole cada noche.

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain