lunes, 25 de julio de 2011

Clase aparte

¿Cuánto van a tardar los políticos en sentarse a hablar para transformar la política y hacerla agradable, entendible y creíble?

Me hace gracia que todos, o casi todos, ven con simpatía el movimiento 15M, pero a lo que se pide, ni caso. Ellos de verdad se han creído que son una “clase aparte” y que lo que se pide no afecta a ellos y sus familiares. No se enteran de que ellos son también parte de la Sociedad. Es curioso, por no decir cómico y esperpéntico, que en el momento en que son elegidos, ya dejan de sentirse perjudicados por leyes retrógradas y perjudiciales para la democracia. Si un tránsfuga, por poner un ejemplo, es un individuo abominable, lo será milite en el partido que milite. Y si se puede dictar una ley que impida el nacimiento de un trásfuga ¿Por qué no se hace y tenemos que estar escuchando siempre frases grandilocuentes que en el fondo son payasadas que nadie quiere escuchar?

Pues así todo: tenemos la política que nos han elaborado los políticos; de modo que si la gente se aparta de ellos e incluso les insultan, no tiene más remedio que aguantarse.

¡Ah! y que no se olvide: si en un partido hay un corrupto y el partido no lo aparta, todo el partido es corrupto.

4 comentarios:

  1. Y la que nosotros votamos, querido duque...tenemos la política que nosotros ponemos en el poder.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Al igual que María, yo tambien discrepo con Ud. Sr. Conde. Tenemos la política que nos merecemos. En mi humilde opinión, creo que no tenemos madurez democrática... Siempre creí que gobernar un pais sería algo si como gobernar una casa pero a lo bestia.. ¿Cuantas veces tomamos decisiones en casa que no nos gustan, por ejemplo, al reprender a los crios...? Yo, cantidad de veces, pero aunque no me guste, es NECESARIO... ¿Por que le cuesta tanto a los politicos llamar al pan pan y al vino vino y tomar decisiones que aunque sean impopulares son imprescindibles?..
    En fin, que los cuarenta añitos de retraso nos seguiran pesando por los siglos de los siglos...

    ResponderEliminar
  3. CON SU PERMISO

    Paco, permítame abusando de la libertad que nos concede, para exponerle el disgusto que me llevé el pasado domingo. Como dijera aquel pasodoble que no recuerdo el año: el domingo en la tarde, mi esposa y yo dimos un paseo, desde Puerta de Tierra hasta la Alameda…..

    Y fue tal mi desilusión al llegar al Paseo de Santa Bárbara y ver la iluminación que el Ayuntamiento ha colocado sobre la plazoleta-paseo (me recordó la primera vez que estuve en Donosti y al terminar el paseo de María Cristina me pegue de lleno con la “obra” de Rafael Moneo, el Kursaal), le confieso que fue la única vez que me acordé de la ETA y me preguntaba como no se les había ocurrido el colocar dos hermosos petardos en esa chapuza, pero siguiendo con lo que a mi me preocupa, mi esposa y yo no pudimos por menos que darnos la media vuelta, maldiciendo al que se le ocurrió tal atropello. Pero lo que más me llama la atención es que mis paisanos (yo estoy lejos y bajo solo cuando puedo) no protesten, no se si esas terroríficas luminarias estaban ya en Carnaval pero me da igual, creo que habría que crear una plataforma como por ejemplo “QUITEMOS LOS PROYECTORES”, ni pensar quiero en lo que está proyectado hacer con la prolongación de la balaustrada, en fin que Dios nos coja confesados.

    Sobre los políticos, que quiera que le diga, ellos jamás dirán lo que piensan, solo dirán aquello que de votos aunque a ellos ni les guste ni crean en lo que están diciendo, esa es la realidad por eso ni usted ni yo estaremos nunca en ese campo, nos echarían al segundo día. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pero eso es relativo, María y Uno. Cuando la gente vota, lo hace con ilusión; porque cree que el que se presenta va a cumplir lo que promete. Es decir, que lo que dejen de hacer, lo que incumplen lo dejan de hacer y lo incumplen sin el permiso de nadie; luego nadie tiene la política que ha votado. No sé si me explico.
    Yo estoy ya harto de la fracesita "la Constitución que nos hemos dado". De eso nada: la Constitución se votó en 1978 y hubo mucha gente que se abstuvo; otra gente que votó en blanco y otra que votó que no. De toda esa gente, mucha ha muerto; y los que no tenían 18 años, no votaron; ¿Cuánta gente, de la que está viva ahora, votó entonces la Constitución para decir "que nos hemos dado todos"? ¿Se sabe si los españoles actuales aceptan la Constitución en su totalidad?

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain