jueves, 27 de octubre de 2011

La pureza

 

Los otros días, escuchando el programa de flamenco de Jesús del Río y se llevó un rato hablando de la pureza del cante y especulando sobre los sitios en los que ésta se encuentra o se pudiera encontrar (Jerez, Lebrija, Alcalá, Cádiz…); y después de tantos años como llevamos escuchando flamenco, me resulta ridículo que sigamos hablando de pureza. ¿Qué es pureza? Me parece que quitando los minerales y sólo después de algún proceso de purificación, ésta no existe en nada. ¿Cómo se puede hablar de pureza en el flamenco si hay diez o doce seguiriyas distintas? ¿Nacieron todas al mismo tiempo? ¿No será que hubo una y las demás son deformaciones de la primera? ¿Cuál de ellas será la pura? Si en Alcalá nació una soleá y en Cádiz otra ¿No serían evoluciones de otras que llegaron allí? ¿No será que como había que transmitir los cantes boca a oreja se iban deformando hasta convertirse en otros distintos? ¿Se puede llamar pura la malagueña del Mellizo? ¿Y la versión de Caracol? ¿Cuál tiene más pureza?
Yo creo que hay que definir los cantes y los cantaores por lo que nos conmueva; sin entrar en la disquisición absurda de si son puros o no.

5 comentarios:

  1. Yo no entiendo de pureza, Sr. Duque, solo de sentimientos y eso que dicen los entendíos de la pureza, yo a veces la encuentro en el cante de una abuela durmiendo a un niño, o en el soniquete de mi amigo Juaqui por fandangos naturales cuando estamos de pesca, o en el cante de un albañil en una fachá.... pero parece ser que pa cantar puro, hay que haber nacío al calor de una fragua o a la vera de un río.... enga ome...

    ResponderEliminar
  2. Lo mío no es el flamenco, pero cuando era jovencilla escuché a mi lado a Diego el de El Gastor, y desde entonces no he vuelto a oír tocar la guitarra como él lo hacía.
    Ahora me estoy interesando por el flamenco...a la vejez.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Si el flamenco no tuviera una estructura molecular tan impura, no sería tan bello.
    Sin el elemento africano (el sufijo ngo denota su huella afro: tango); sin las propuestas del cancionero español, sin los detallitos de las Américas, sin la impronta gitana, sin el sello gachó, sin la literatura de romance de tradición oral de tipo épico... sin... el flamenco no sería tan hermoso. Su riqueza se la confiere, precisamente, la mezcolanza.
    ¿Pureza? dudoso término para un arte tan mezclado sentenció Ricardo Pachón.
    Ortiz nuevo fue más lejos "Alegato contra la pureza", un trabajo cuyas pruebas no admiten factibles disidencias.

    ResponderEliminar
  4. Estupenda lección del señor Osuna.
    Enseñar al que no sabe...
    ¡Lástima que no tenga una página con estas cosas!

    Siempre se aprende en tu blog Paco.
    Más saludos

    ResponderEliminar
  5. Por eso yo sé un poquito (pequeñito, pequeñito)de muchas cosas, porque tengo amigos que saben mucho y comparten su saber.

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain