domingo, 13 de noviembre de 2011

Críticas sin sentido

A lo mejor todos nos hemos tropezado alguna vez con ese tipo listo que no paraba de criticar al teléfono móvil y a sus usuarios. Pero que un buen día, en el bar, a preguntado: “Oye, ¿alguien tiene un móvil? Yo es que odio esos cacharros, pero tengo que llamar un taxi” Si alguien se lo ofreció, él, rápidamente, diría: “¡No, no, llama tú: yo eso no lo entiendo”. El compañero, por ayudarle, le diría cómo se hace, y a qué botón le tendría que dar. Y al terminar el prenda de llamar, diría en voz alta: ¡Oye, cómo se apaga la mierda ésta; cago en los muertos…! Es decir, después de aprovecharse de sus beneficios, seguiría criticándolo y menospreciando a quien tuviera uno.

Pues exactamente igual, nos pasa a los españoles con los sindicatos: nos aprovechamos de sus conquistas, y seguimos criticándolos y diciendo, desde fuera, que no sirven para nada. Ojalá que volviéramos al sindicato vertical de Franco.

2 comentarios:

  1. Paco, no se caliente usted, lo mismo ocurre en cualquier espectáculo, quienes más critican son aquellos que no pagan ni en el bar.

    ResponderEliminar
  2. Ojú qué miedito me ha dado la última frase: "Ojalá que volviéramos..."
    Yo a lo que me apunto es a lo que decía aquella chirigota: "...quiero que vuelva Paco Rosado.." ;)
    Quitando eso, tienes razón, somos unos desagradecidos con los sindicatos, sí.

    Saludos

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain