jueves, 12 de marzo de 2015

Presumir lo justo


Cuando hablamos de Cádiz casi siempre hablamos de su pasado y me sorprende  la poca vergüenza que tenemos para vivir de las rentas de lo bueno que otros han hecho. A la hora de presumir no dudamos en decir que Cádiz fue una ciudad liberal, culta, tolerante y no sé cuántas cosas más, como si nosotros hubiéramos sido partícipes de esas bondades; como si por el hecho de nacer aquí ya tuviéramos el derecho a hacer nuestro lo bueno de otros tiempos.
Ya el clásico dijo que un hombre no puede darle dos buches al mismo cubata, porque cuando da el segundo ni es el mismo cubata (le falta un buche) ni es el mismo hombre (está un poco más borracho). ¿Cómo la Cádiz de hoy va a ser la misma que la de hace tres siglos? ¿Cómo los gaditanos de hoy vamos a parecernos a aquéllos? La Vida y la Historia nos van dejando sus huellas y las necesidades de cada momento nos hace tomar decisiones que no tienen más remedio que hacernos distintos en cada tiempo. Dice Sabina que la Vida es una golondrina a la que el viento no deja volver a los nidos del pasado.
Hay, por ejemplo, defensores a ultranza de la cultura norteamericana que para trasladarnos su admiración y convencernos de lo lindos que son los yanquis, nos recuerdan que gracias a ellos se derrotó al nazismo; y yo pregunto ¿Son los mismos yanquis los que entraron en esa guerra que los que masacraron Vietnam o Irak?  Yo quiero pensar que no; y puedo admirar a aquéllos y sentir desprecio por los que en Guantánamo han hecho “cocletas” con los Derechos Humanos.
Ahora bien, si queremos presumir de lo bueno, tenemos que hacerle un sitito a lo malo y despreciable  ¿Tienen los alemanes derecho a lucirse a costa de su esplendor cultural y no se van a responsabilizar del Holocausto?  Si estamos para las maduras...
Lo mejor es acudir a la Historia para aprender de los fallos y de los aciertos; con la mentalidad de hombre nuevo y responsabilizándonos sólo de lo que hagamos nosotros. Pero como nuestros antepasados hicieron cosas buenas y malas, si queremos cacarear algo, lo debemos asumir todo.

Aunque lejos de hablar del pasado y de presumir de lo que nosotros no somos, deberíamos afrontar el reto de hacer una Cádiz nueva, pujante y puntera; que no solamente el equipo de fútbol tiene derecho a estar en primera división.

1 comentario:

  1. Ay, Paco, le ha faltado el definirnos lo que para usted significa tolerante, por lo demás totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain