miércoles, 13 de abril de 2011

Yo pido

 

Yo, Francisco Rosado,

en nombre de la Tierra

pido que no me dejen

morir en un colchón.

Pido que no me dejen

morir entre vecinas

con sus falsas angustias

y su rosario presto

a intercalar sus cuentas

entre oración y llanto;

entre lisonja, chiste

y sorbo de café.

Yo quiero que me dejen

morir entre los míos:

los que saben vivir

mi vida paso a paso;

los que llevan el mar

clavado entre las cejas;

los que hablan con un río

y entienden su lenguaje.

Yo quiero que las olas

me sirvan de sudario:

alimentar cangrejos

perderme entre las rocas.

No quiero que cipreses

hagan sombra a mi tumba;

que aunque muerto, yo quiero

ver el sol cada día.

P. R. 1975

3 comentarios:

  1. Muy profundo para la juventud del poeta.
    Me ha gustado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Paco, discúlpeme pero, no le parece un tanto fúnebre esto, a mi la verdad sea dicha, me gustaba más cuando escribía cositas como Los Cruzados o Los Cegatos, y es que tocar este temita me da mas miedo que una bicha a un gitano. Saludos y espero que me prometa no volver a mandarme al catre dándole a la cebolla.

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain