jueves, 5 de julio de 2012

La partícula

El bosón de Higgs, partícula que nos pone muy cerquita de comprender el sentido y el funcionamiento de la Naturaleza, me brinda dos reflexiones: primera, que invertir en investigación, a la larga, nos hace más grandes que todos los trofeos que pudieran ganar la Selección, Nadal, Alonso y Lorenzo juntos.
Y segunda; que nadie va a montar a ese grupo de científicos a un autobús y pasearlos por las grandes ciudades europeas para que todo el mundo vea que son humanos, trabajadores y preocupados por la Vida. Ellos no tienen la suerte de los que aprenden a matar, que todos los años salen con sus tétricas máquinas a que el pueblo rancio y negro les aplauda mientras desfilan ante el Rey, que ese día también se pone el uniforme de la muerte.
Ellos seguirán siendo anónimos e ignorados; no son tan afortunados como la cabra de la Legión.

2 comentarios:

  1. Este es mi Paco, que no me lo han cambiado.
    ¡Ole tú!

    ResponderEliminar
  2. Menos desfiles y festivales aéreos y mayor reconocimiento para los verdaderos defensores de la Vida y por ende de la Libertad.

    El fariseísmo nos rodea. Pero irredentos de la galbana los augustos científicos buscan en el trabajo cognitivo nuestro hedonismo particular. Albricias.

    Salud.

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain