lunes, 15 de marzo de 2010

Feminismo

Diego de los Santos es un hombre que se ha preocupado mucho por Andalucía. A su profesión de cirujano une su amor a su tierra y fue cofundador del PSA. Pero algo ha debido pasarle cuando ha escrito un libro sobre las desigualdades entre los sexos y en una entrevista en Diario de Cádiz ha dicho cosas muy interesantes.

Él cree que las leyes actuales protegen tanto a la mujer que los pobrecitos hombres estamos en sus manos. Dice que hay tanta  discriminación positiva que los hombres lo estamos pasando fatal.

Yo no me he leído las leyes; pero tengo claro que si ha habido que hacer una ley para proteger a las mujeres es porque algo estaba mal. Además, al señor de los Santos y a los que piensan como él les hago sólo dos preguntas (para no cansar a nadie). Una: ¿Dónde estaban cuando las mujeres tenían que hacer el Servicio Social (aprender a fregar, planchar, hacer las camas…) para poder trabajar fuera de casa y cuando necesitaban un permiso del marido para poder sacar dinero del banco? Los hombres nunca protestamos por eso. Dos: ¿Qué dirían si su mujer llegara (sólo un par de veces al año) borracha a casa y a las tres o las cuatro de la mañana porque ha estado de marcha con sus amigos, cosa tan común entre los hombres? Salud

4 comentarios:

  1. Habría muchas preguntas que dejar en el aire.
    Y a mí no me cansas nada de nada, es más, me sabe siempre a poco.

    ResponderEliminar
  2. Hola Paco. Soy seguidor tuyo y también soy de los que comparto tu forma de ver el carnaval (incluidos esos comentarios tan feroces pero verdaderos) hacia las agrupaciones del Falla y sobre la fiesta en general.

    Muchas gracias por visitar mi blog. Ah! y no dudes en preguntarme cualquier cosa sobre como meter videos o cualquier cosa. Creo que sé defenderme. De aqui en adelante, en todo lo que pueda ayudarte para tu blog y para lo que sea, aquí tienes un amigo.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no se si pienso como él porque no he leído su libro, pero “si cree que las Leyes actuales protegen tanto a la mujer que los hombres estamos en sus manos”, opino que, en determinadas cuestiones, no le falta razón.

    Se que mi discurso no es políticamente correcto. Se que por levantar la voz en defensa de la igualdad entre hombres y mujeres sin que para ello sea necesaria una discriminación positiva seré tildado de machista por radicales y obtusos, pero eso no me coarta a la hora de expresar libremente mi opinión.

    Antes de seguir, Paco, voy a responderte a tus dos preguntas: La respuesta a la primera es evidente… yo no había nacido. En cuanto a la segunda, simplificando para no entrar en demagogias, no tengo ningún problema (mi novia también es lectora de tu blog y podrá desmentirlo si no es así).

    Por lo demás, tengo muy claro que no me considero responsable de todos los atropellos de que ha sido víctima la mujer a lo largo de la historia solo por ser hombre. Si tuviéramos que compensar todas las barbaridades de nuestros antepasados también podríamos ir devolviendo a America todo el oro que nos trajimos.

    Y por último no puedo dejar pasar la expresión “…algo ha debido de pasarle cuando ha escrito un libro…” sin comentarte que es la segunda vez en poco tiempo que leo algo parecido y la verdad es que no puedo evitar que me suene a aquello de “…algo le habría hecho al pobre hombre”.

    Es muy sencillo: Igualdad. Vamos a construirla sin que haya damnificados.

    Un abrazo, Paco!!!!

    ResponderEliminar
  4. La ley de derecho marital estuvo vigente hasta 1975. Y las mujeres no podían hacer nada de nada sin la firma de su marido, los menores, los discapacitados y las mujeres eran tratados por igual en la ley.
    Como hombre no me siento responsable, pero si somos herederos de nuestro pasado y digo yo que alguna responsabilidad tendremos.

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain