domingo, 20 de junio de 2010

Me alegro

Creo que soy uno de los pocos que se alegran del descenso del Cádiz. Y no es ni una pose de interesante ni un ejercicio de sadismo.

Por un lado me revienta ese “forofismo” inútil de gente que no es capaz de adoptar una postura crítica con algo, como el Cádiz, que apenas da satisfacciones; y por otro, porque soy partidario de que las vergüenzas hay que compartirlas; y no es lógico que si el equipo se hubiera salvado a última hora, quedara como un héroe y la Directiva no pasara la vergüenza que ha pasado la Afición.

El fútbol está lleno de frases echas que cansa escuchar; frases como: “el fútbol es así…” “es que la pelotita se niega a entrar…” etc. Frases dichas, todas ellas, con el único interés de evitar la autocrítica. Pero la peor de todas es “No es hora de lamentarse y vamos a mirar hacia adelante”. Cuando un entrenador o responsable de un club le dice eso a un periodista, le está diciendo que eso es lo que hay y que no le importa si han perdido. Es la manera más egoísta de no hacerse responsable de un resultado; y eso vengo yo escuchándolo toda la temporada. Eso y lo de que “hemos hecho un equipo para mantenernos”; que equivale a decir, para descender. Porque siempre se ha dicho que quien sale a empatar, lo lógico es que acabe perdiendo.

¿Os imagináis que Zapatero, al ganar las elecciones, nos dijera “Voy a formar un gobierno para mantenernos”? ¿Y si un político al que se le descubre que ha  robado nos dijera que no es el momento de lamentarse y que lo que hay que hacer es mirar hacia adelante?

El que una ciudad tenga un equipo en Primera, es un valor relativo: que nadie piense que por eso la ciudad se va a conocer mucho más: nadie se desplaza desde Madrid para ver a un equipo recién ascendido. Por otro lado, mirad la nómina de ciudades de España que son conocidísimas y algunas no tienen ni equipo: las ciudades se visitan por un cúmulo de cualidades. Por eso no entiendo ni perdono que al Cádiz se le hayan regalado ya dos estadios, unas instalaciones deportivas y dinero todos los años para el Trofeo siendo una empresa privada que no nos pertenece. Teniendo en cuenta que un estadio es un equipamiento que sólo se utiliza dos veces al mes y en verano, ninguna.

Por todo lo dicho, lo repito: me alegro del descenso.

Nuevo regalo para el Cádiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain