viernes, 2 de abril de 2010

La corrupción que no cesa

Hay dos frases muy gaditanas (aunque por lo que se ve son universales) que si no fuera porque son perversas, serían, incluso, graciosas. Una es, “Tú no te meta en na”; y la otra,”Pa que se lo lleve otro, me lo llevo yo”.

La primera es totalmente insolidaria y muestra que quien aconseja de esa manera está demostrando un individualismo egoísta y dañino. No sólo el que la pronuncia nos hace ver que ocurra lo que ocurra a su alrededor va a mirar para otro lado, sino que, encima, alecciona a los demás para que actúen como él; si, además, a quien le da el consejo es su hijo o cualquier niño sin capacidad de análisis, ya tenemos ahí a un pervertidor.

La segunda quizá sea peor y, por desgracia, más popular. Y lo que más me sorprende es con la falta de pudor que se utiliza. Se dice con la misma naturalidad que si se estuviera reclamando un derecho; es decir, a sabiendas de que quien escucha lo va a entender como si fuera la cosa más normal del mundo; y si alguien de los contertulios en ese momento (me ha ocurrido a mí) dijera que eso no es lógico, rápidamente todos se pondrían en su contra y tratarían de ridiculizarlo con frases como: “Sí, home, tu eres más legal que nadie: ¡tú harías lo mismo, carajote!”.

Me parece a mí, no sé por qué, que cuando alguien se mete a cursar el FP1 para ser político, esas son las dos frases que primero le enseñan. Por eso, en la política española, no sólo hay corrupción, sino que, además, hay poca vergüenza. Si no, que me expliquen a mí, por qué, cuando a un político se le pregunta por lo que haya robado un compañero de su partido, contestan siempre que los “otros” robaron más. O sea que con esa respuesta está diciendo que todavía no ha robado lo suficiente. Siempre responden como si en España sólo hubiera gente del PP o del PSOE; para los neutrales, para los que no queremos consentir que ningún político se quede con lo que no es suyo, nunca hay respuesta. Ahí está la poca vergüenza: dan por hecho que los políticos están para robar. No lo digo yo, lo dicen ellos con su actitud y sus contestaciones.

Y ¿qué es lo peor de todo? pues que los ciudadanos tenemos también asumidas las dos frases; y aunque nos cabreemos por lo que de corruptos tengan los políticos, en el fondo los perdonamos y los volvemos a votar porque nosotros haríamos lo mismo en su lugar. Muy triste.

He oído decir a políticos y periodistas que hay muchísimos políticos en España que no son corruptos y no hay por qué generalizar; a lo que yo digo que los que no lo son, son cómplices pasivos por no denunciar, por encubrir, por justificar, por no abandonar el partido, por no protestar, por no plantarse y, en definitiva, por no tomar ninguna aptitud beligerante con la corrupción y dejar que ésta se extienda como lo está haciendo y convertir lo de “tolerancia cero” en otra frase, pero ésta, inútil y desgastada. Entre todos están demostrando que quien no roba es porque no está en el sitio adecuado; y si no es así, que den alguna muestra de que no todos son iguales y lo de “Tú no te meta en na” no va con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain