sábado, 3 de abril de 2010

Pasodoble

Hecho para Los hijos del lama

En un hospital de lujo

reponiéndose de un daño.

Allí el viejo dictador

espera apaciblemente

celebrar su cumpleaños.

Después de su gran batalla

llegó a los ochenta y tres

y en su pecho las medalla

nos muestran bien lo que es:

un valiente sanguinario

de la cabeza a los pies.

Sabe que con él la vida

ha sido muy generosa

y a su dios le da las gracias

por tantas y tantas cosas

que hicieran que su vejez

él la viera color de rosa.

Pero la tarta se le atragantó:

bendito el juez que lo acusó.

Lloró, el Viejo lloró

y hasta se atrevió a pedir clemencia;

aquél que a su pueblo masacró

hoy espera que el perdón

limpie su conciencia.

Aquél que nunca tembló

cuando ejecutó

miles de sentencias

tiembla ante la injusticia

y oculta su malicia

esperando del mundo un poco de humanidad.

Ojalá no te mueras: vive mil años más

siempre con la imagen

de todos aquéllos que hiciste matar.

20061211034513-pinochet-y-la-muerte

1 comentario:

  1. muy bueno paco el pasodoble, y muy graciosa la imagen jajaja. saludos. toni

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain