domingo, 30 de mayo de 2010

Anti taurinos

Éste es el tipo de gente que más pasión pone en que los toros sean abolidos.

lastscan

Fran Gómez ¡Torero!

14 comentarios:

  1. Pobre entrada para defender a aquellos que pagan una entrada para ver como torturan a un animal, y que, además, disfrutan viendolo, y que para colmo, lo llaman arte. Pobre defensa a la "fiesta nacional" la que haces.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustan los toros. La cuestión del arte es algo subjetivo; es más, me atrevo a decir que el arte no existe. Existen personas que ponen arte en lo que hacen: ya sea al escribir o, incluso, haciendo algo escabroso; lo cual no significa que todos tengamos que aceptarlo, como es el caso de las corridas de toros.
    Pero sobre la defensa de los animales hay mucho de que hablar; y por encima de todo está el egoísmo humano, porque la mayoría de las veces reclamamos una muerte digna para aquéllos que no participan en nuestra alimentación diaria.
    ¿Por qué no nos olvidamos un momento de la muerte de los animales y hablamos de su vida? ¿Alguien ha visto cómo vive una gallina ponedora en su granja? ¿Alguien ha visto las deformidades de sus patas porque sólo se mueven en medio metro cuadrado y con un suelo de varillas? ¿Alguien ha visto cómo alimentan a las ocas para que nos faciliten el riquísimo foie?
    Algunas cosas habrán cambiado con el tiempo, pero yo sólo escucho, desde hace muchos años, cómo se matan a los toros y no cómo viven los caballos de carreras, por poner un ejemplo.
    Bueno, al fin y al cabo, éste no es el sitio para un debate. Salud

    ResponderEliminar
  3. La diferencia de la vida y muerte de esos animales respecto a los toros es que nadie paga una entrada para verlo y no representa una bandera para nuestro pais. Lo que hacia falta ya es ver en Sudafrica una bandera española con una gallina ponedora en la franja amarilla, jeje

    ResponderEliminar
  4. No pelearse hombre. La cuestión de los toros es muy sencilla: La especie humana, como suprema en la cadena alimenticia, dispone de cualquier especie para su sosteniemiento propio. Su inteligencia le facilita eso y mucho más. Matar para sobrevivir en propio de cualquier depredador. Así se sigue vivo y de pie. Otra cosa es lo que rodee a tal circunstancia, desde el punto más circense hasta el panorama más tajante de aquellos espectáculos romanos de las pelis, donde la muerte era un mero espectáculo de entretenimiento para una masa en la grada. Los cristianos eran echados a los leones y punto. A la gente le gustaba y no se hable más. En este caso el toro es el cristiano, aunque con la enorme diferencia de tener el valor de enfrentarse a su devorador y su condena de muerte. Por su instinto, desnudo, jamás escondido tras un trapo y sin 'el engaño', que así le llaman.

    Por muchas reglas de tres anexas a explicaciones del arte, una cabra tirada desde un campanario también lo es. Su caida desde la torre, si te pones, te puede resultar de empaque y estilo. Y porque además lo dicen los habitantes de un pueblo en su tradición. Los toros son un gran negocio con un montón de espectadores ajenos a tales gtanancias, aunque, dicho sea de paso, a su costa. En el proceso un animal es torturado muy innecesariamente. Y no hay más.

    Pero hay que respetar a quien le guste.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. El día que la gente que defiende la tauromaquia deje de decir memeces...

    ResponderEliminar
  6. Uno de la Caleta - Po a mi si que me gustan los toros... Y yastá.

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo con el primer anónimo. Se dicen muchas tonterias para defender que te gustan los toros. Con lo fácil que es decir que le gusta a uno ver a un animal sifrir. Pero eso de que los toros no sufren... y demás comentarios no cuela.
    Bustelo, yo respeto a los que le gusta el toreo, lo que no respeto son sus defensas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Pues a mí tambien me gustan los toros y no me gusta verlos de sufrir sobre todo cuando para matarlo necesitan 14 entradas a matar o pinchazos y 20 descabellos, pero esa es su vida y su sino...pero si viven mejón que yo...

    ResponderEliminar
  9. Pues Corcito, hermoso, a mi me da que tu sino es que te den unas cuantas patadas en tu culo de tonto a ver que tal. Me ha dado a mi que es tu si y tu no.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, me parece que los comentarios no van por mí, porque no he hecho todavía ninguna defensa de las corridas de toros. Como en tantas otras cosas, no lo tengo claro.
    Lo que quiero yo es que seamos congruentes y miremos todos cómo somos cada uno. Por qué hacemos distinciones entre unos animales y otros y por qué lo que está oculto (la muerte de cualquier animal de los que sirven para nuestra alimentación), no nos preocupa.
    Los aficionados a los toros quizá no sepamos por qué nos gusta; pero tenemos (por lo menos yo) muy clarito, que no disfrutamos con el sufrimiento de un animal. Debe ser que hemos nacido sabiendo que eso está ahí y lo vemos con naturalidad; es decir, que si lo que ocurre en una plaza de toros lo hicieran con un perro, por ejemplo, nos parecería bárbaro y nos repelería. Tampoco una corrida es una "magnificación" del sufrimiento; de hecho, se premia al torero que menos haga sufrir al animal.
    Otra pregunta que yo a veces hago es ésta: si abolimos las corridas ¿qué hacemos con los toros? y que conste que es una pregunta, no una justificación. Es por si alguien tiene pensado algo para que la raza no desaparezca.

    ResponderEliminar
  11. Dando por sentado que mi posición no es la de un especialista en la materia, creo que el debate sobre los toros siempre resulta tangencial. ¿Los toros son arte? Me atrevería a contestar que sí, porque por fotogenia, plástica, dominio de los espacios y los tiempos, etc., ya tienen la cota estética que, sensibilidad para apreciarla de por medio, puede llegar a emocionar a un espectador.

    Es por ello por lo que, a lo largo de la historia, intelectuales de muy diversa índole (los casos de Lorca, Hemingway y Goya pueden estar entre los más famosos) han reflexionado y trabajado sobre la tauromaquia. Algo tendrá el agua; qué menos que conceder el beneficio de la duda…

    Eso sí, no toda corrida de toros es un espectáculo artístico, al igual que no todos los equipos de fútbol disputan partidos con la elegancia con la que los expertos definen el juego del Barcelona o la Selección Española. Como en la gastronomía, el cine o el fútbol, hay mucha bazofia también en la tauromaquia. Lo que ocurre es que el concepto de la lidia implica la muerte del animal y, como dice Paco, sólo duele la muerte «que que se ve».

    Personalmente, me duele más ver una batalla con tomates, vino tinto o agua potable, por muy «fiesta» que se llame a eso, y aunque no muera nada ni nadie en su ejercicio. Se repetirán durante décadas, pero no dejan una sola imagen bella o digna de recuerdo. Sólo noticias clonadas de un año para otro. ¿Por qué no hay Partido Antitomatina?

    Saber de toros requiere un esfuerzo por descubrir una historia, lenguaje, cultura propios, y entrenamiento de la percepción visual. Prejuicios a vuelapluma los deja cualquiera en el camino. Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Apologia de la demagogia............¡¡viva la fiesta nacional¡¡. Que le parece Sr. Rosado

    ResponderEliminar
  13. ¡Esto se inflama! La pregunta es ¿Hay algún espectáculo que genere tantas opiniones distintas? Creo que no las generará ninguno porque aquí, al fin y al cabo, de lo que se trata es de lo esencial, de lo que más mueve al hombre: la vida y la muerte.
    Gracias a todos por enriquecer este espacio con vuestras opiniones; estoy muy orgulloso de que entréis en mi casa a tirarme de las orejas y a enseñarme, que me queda muchísimo por aprender.

    ResponderEliminar

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain