miércoles, 21 de julio de 2010

Iguales


Cuando nos enteramos de que algún forastero se enamora de nuestra tierra (sea el país, la comunidad autónoma o la provincia) y se queda a vivir en ella (caso de Gerald Brenan o Ian Gibson, por ejemplo), nos llenamos de orgullo y lo referimos con delectación y satisfechos de que esa persona defienda esto y se considere uno de los nuestros. ¿Por qué entonces nos mostramos contrarios a que lo hagan con otros lugares? ¿Por qué criticamos tanto a Montilla (presidente de Cataluña) por defender la tierra que le acogió y le educó aunque él sea andaluz de nacimiento? Eso, además de ser pueril y ridículo, muestra egoísmo exacerbado y la constatación de que queremos ser iguales sólo cuando nos interesa.

1 comentario:

Tú no te cortes, di lo que quieras.

Loading...

Despedida

Espero haber tenido el tacto suficiente como para que esto te haya sabido a poco.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Cádiz, Andalucía, Spain